Día 4. Los amigos confían uno en el otro

Los amigos confían uno en el otro

Así se cumplió la Escritura que dice: «Le creyó Abraham a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia», y fue llamado amigo de Dios.

Santiago 2:23 (NVI)

Uno de los amigos por excelencia de Dios fue Abraham. ¿Qué tenia de especial este hombre que la biblia le da el titulo de “amigo de Dios”?  Al leer detenidamente la vida de Abraham y como fue la relación de Dios con él, podemos encontrar muchísimas lecciones de una gran amistad. El día de hoy solo me enfocare en la confianza que se tenían uno en el otro y cómo eso generó el libro más importante de todos los tiempos, dejará constancia de que Dios sí tiene amigos y Abraham era uno de ellos.

Es fácil pensar, ¡wow! ¡qué privilegio  ser amigo de Dios! Pero la mayoría no esta dispuesto a hacer lo que hizo Abraham: fue confiar plenamente en los planes de Dios. Desde el inicio de su relación existió la confianza. Miremos el momento donde todo inició:

El Señor le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré.  Génesis 12:1

Y ¿Cual fue la respuesta de Abraham?

Abram partió, tal como el Señor se lo había ordenado, y Lot se fue con él. Abram tenía setenta y cinco años cuando salió de Jarán. Génesis 12:4

La biblia nos relata que esta fue la conducta de Abraham ante las peticiones de Dios: Confianza que produce obediencia.

Aun muchos después cuando el Señor le pidió a Abraham que sacrificara su único hijo, no vemos por ningún lado a Abraham quejándose, renegando o huyendo de Dios para no obedecerlo. ¡Abraham confiaba en Su amigo!

Un verdadero amigo nunca querrá nuestro mal. Dios nos asegura que sus planes son de bienestar y no de calamidad (Jeremías 29:11)

Por otro lado, siempre es fácil pensar en que como seres humanos debemos confiar en Dios, porque Él es bueno y Él lo merece, pero ¿cómo es Dios con Abraham en el mismo tema? En Génesis 18:17, encontramos la respuesta:

Pero el Señor estaba pensando: «¿Le ocultaré a Abraham lo que estoy por hacer?

¿No podría haber Dios tomado Su propia decisión y solamente hacer y aun así ser digno de confianza y adoración? Claro que si.

¿Dios necesita hacerle saber al ser humano sus planes para llevarlos acabo? Por supuesto que no.

Entonces ¿por qué Dios se preocupa de platicarle a Abraham uno de sus planes antes de llevarlos acabo? Simplemente por que es Su amigo.

Sólo a un amigo o alguien que es importante para ti sientes el deseo de platicarle tus planes, proyectos e ideas más importantes.

Ser amigo de Dios siempre sonara atractivo, pero siempre necesito preguntarme: ¿Estoy dispuesto pagar el precio de ese tipo de amistad? Jesús o dejo muy claro cuando le dijo a sus discípulos:  “Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando”. Juan 15:14

Obediencia es el fruto más visible de la confianza en Dios.

Haciendo cuentas de lo que me ha costado poner mi confianza es Dios estos son algunos números:

  • Cerca de 20 mudanzas de casa desde que decidí convertirme en un seguidor de Jesús. Cada uno de esas mudanzas han sido para seguir siendo parte del avance del evangelio, algunas veces a otras ciudades y esta última vez para cambiar de país.
  • Dejé mi carrera como abogado.
  • En 2 ocasiones dejar a mi familia y amigos por varios años para ir a otras ciudades y plantar iglesias.
  • En dos 2 ocasiones deje de trabajar como ministro para volver a comenzar mi vida sin casi ningún conocimiento de trabajo secular.
  • Convertirme en escritor y viajar a lugares y países que jamás creí conocer.
  • Nuevos amigos en diferentes partes del mundo.
  • Servir y trabajar en uno de los lugares mas maravillosos del mundo.
  • Haber encontrado al amor de vida: Mi esposa.
  • Recibir uno de los regalos más maravillosos de Dios: Mi hijo.
  • Tener una certificación en coaching que me ayudo a reinventarme en un año desafiante.
  • Tener una familia de mas de 400 personas de mas de 35 países de latino américa en el maravilloso ministerio hispano de Boston donde ahora sirvo como ministro.
  • ¡La verdad son incontables las bendiciones que he recibido por haber decidió confiar en Dios!

Ahora más que nunca no solo quiero decir que soy amigo de Dios, pero lo que más deseo es que Dios me considere su amigo.

Enseñanza de hoy:

  • En la amistad la confianza es dos vías. No solo nosotros confiamos en Dios, el también lo hace con nosotros.
  • A Dios también le gusta confiar y contarle sus planes a sus amigos.
  • El titulo por el que mas deseo llegar a ser conocido cuando yo muera es: Alberto fue Amigo de Dios.

2 comentarios en “Día 4. Los amigos confían uno en el otro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s