SIMPLE | Deja de controlar

SIMPLE | Deja de controlar

 

IMG_1426

El día de ayer inicié una serie de sermones titulado: #SIMPLE.

El objetivo es poder meditar en el poder que existe detrás de mantener las cosas simples sobre todo en nuestra fe y en nuestra existencia. Esta por demás decir que los seres humanos nos complicamos mucho la vida, y si hablamos de religión no se diga.

Hasta hace algunos años existían 33,000 denominaciones cristianas alrededor del mundo. Esto habla de lo complicado que es ponernos de acuerdo en algo que pareciera que deberíamos tener unidad. Pero lo hemos hecho muy complicado.

El día de ayer predicaba acerca del llamado que Jesús hizo a Mateo, que en el mismo evangelio de Mateo 9 relata la historia de cómo Jesús vio a Mateo sentado detrás de su mesa donde cobraba impuestos y le dijo: Sígueme.

Simple, Jesús no le pidió que repasara la Torá o no le hizo un examen de los mandatos o diferentes sacrificios judíos. No le pidió que cambiara nada, ni que hiciera algo extraordinario, solo le dijo SÍGUEME. Los que conocemos las escrituras sabemos que lo que hizo Mateo fue enorme y cambió su vida para siempre además de que el destino eterno de muchísima gente fue beneficiado por esta decisión que tomó de levantarse de su lugar y seguir al Maestro.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de viajar a San Francisco para correr junto con otros 6 amigos y miembros de mi iglesia el maratón en aquella ciudad. Fue una experiencia maravillosa que me ha dejado lecciones invaluables, una de ellas es que correr un maratón es muy simple. Es solo correr del punto A al punto B en menos de 6 horas por 26.2 millas o 42 kilómetros. Ahora, es importante no confundir SIMPLE con fácil. No fue nada fácil pero sí simple.

13892060_10210178010156448_8133853047990578578_n

Muchas personas que cada año hacen metas deportivas o de salud como comenzar a correr, o hacer ejercicio, o comer más sanamente, simplemente no resisten mucho porque se complican la vida llenándose de muchos pretextos para explicar por qué no pudieron continuar con sus metas.

Hoy quiero hablarte de una de las cosas que complica nuestra vida tanto espiritual como física, incluyendo aun nuestras relaciones con los demás.

¡La necesidad de controlarlo todo! ¿Conoces a alguien que es así? Personas que tienen un alto impulso de corregir, manipular o dictar el curso de la vida de los demás o de los aspectos de la vida misma.

Pero ¿de dónde proviene este deseo de controlar? De nuestra enorme necesidad de sentirnos seguros.

Cuando las personas no hacen lo que queremos o no reaccionan como pensábamos eso lo interpretamos como algo que nos puede lastimar y comenzamos a usar muchas tácticas para controlarlos y lograr que hagan lo que queremos porque así nos sentimos más seguros y hasta amados.

¿De dónde nace esta necesidad? Lo aprendimos desde que éramos niños, cuando las cosas se salían de control con mamá y papá o en la escuela y eso terminaba lastimándonos. Así que muchas veces sin concientizarlo aprendimos que controlando a los demás o a las circunstancias podríamos estar a salvo de ser lastimados o heridos en el proceso. El problema con esto es que el control es una ilusión. No dura y termina haciendo más daño que bien.

¿Qué tácticas usa una persona que busca controlar a los demás?

  • Hacerse la víctima para lograr que el otro termine haciendo lo que quiere.
  • Hacer berrinches y crear problemas para que los demás hagan lo que espera.
  • Manipular al otro con argumentos y actitudes que solo le favorecen a el o ella.
  • Imponer su punto de vista de las cosas usando el miedo, las amenazas o el poder.
  • Vivir preocupado todo el tiempo y ansioso porque piensa que al preocuparse está haciendo algo para lograr sus objetivos.

¿Te identificas con algo de esto?

La Biblia nos enseña que:

Precisamente a eso han sido llamados: a seguir las huellas de Cristo, que padeciendo por ustedes, les dejó un modelo que imitar.
1 Pedro 2:21 (BLPH)

Con esto en mente necesitamos preguntarnos ¿qué nos lleva hacia Jesús para cumplir con la voluntad de Dios? ¿Cómo logró hacer que doce hombres dieran la vida literalmente por Él? Y ¿cómo después de 2000 años logró que sigamos hablando de su vida y de sus enseñanzas?
¿Será que manipuló a sus seguidores, los quiso controlar o usó su poder y autoridad para lograr todo esto? No logro ver esto en las escrituras.

Jesús mantuvo simples las cosas. Recordemos que simple no es igual a fácil.

El mismo Mateo relata la siguiente historia (Mateo 19:16-26 (NVI))

16 Sucedió que un hombre se acercó a Jesús y le preguntó:
—Maestro, ¿qué de bueno tengo que hacer para obtener la vida eterna?

17 —¿Por qué me preguntas sobre lo que es bueno? —respondió Jesús—. Solamente hay uno que es bueno. Si quieres entrar en la vida, obedece los mandamientos.
18 —¿Cuáles? —preguntó el hombre.
Contestó Jesús:
—“No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio, 19 honra a tu padre y a tu madre”, y “ama a tu prójimo como a ti mismo”.
20 —Todos ésos los he cumplido —dijo el joven—. ¿Qué más me falta?
21 —Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme.
22 Cuando el joven oyó esto, se fue triste porque tenía muchas riquezas.
23 —Les aseguro —comentó Jesús a sus discípulos— que es difícil para un rico entrar en el reino de los cielos. 24 De hecho, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.
25 Al oír esto, los discípulos quedaron desconcertados y decían:
—En ese caso, ¿quién podrá salvarse?
26 —Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, mas para Dios todo es posible.

Este es un gran ejemplo entre algo simple pero no fácil.

El relato nos presenta a un joven bastante deseoso y entusiasmado por saber cómo alcanzar la vida eterna, así que busca a Jesús para encontrar respuestas. En otro evangelio dice que este hombre cae a los pies de Jesús con la misma pregunta.

Más adelante encontramos la plática entre Jesús y este hombre que termina en la partida del joven porque se le hizo muy complicado hacer lo que Jesús le pedía. Para Jesús era simple el paso que el joven tenía que dar si quería alcanzar la vida eterna: Dejar de hacer de la riqueza material su tesoro. Pero no le pareció lo mismo a aquel hombre, y Mateo nos deja saber que aquel hombre se aleja triste tal vez porque no encontró lo que espera encontrar.

Como haya sido, lo que más me impacta es la actitud de Jesús. ¿Qué hace el Maestro? ¿Lo reprende por su amor a las riquezas y su cobardía para no escoger de una vez por todas obedecer su palabra?, o ¿será que lo manipula hablándole de lo que se está perdiendo haciéndolo sentir culpable por no estar decidido completamente? ¡No! Nada de esto.

Jesucristo deja ir al hombre. No hay ningún rastro de querer controlar la voluntad de aquella persona. Aclaro que tratar de hacer reflexionar a alguien para su propio bien no es lo mismo que manipular o querer controlar y tal vez la diferencia se encuentra en preguntarnos: ¿qué sentimos hacia una persona que no hace lo que esperamos o queremos que haga?

Muchos nos enojamos, juzgamos, criticamos o simplemente hacemos a un lado a esa persona descartándola como alguien indeseable. Es ahí donde sentimientos de frustración y desesperación florecen revelando que nos importa más controlar que amar a la otra persona frente a nosotros.

¿Por qué Jesús podía mantener una visión tan simple de la vida y de Dios?

Él mismo lo reveló a sus discípulos asustados y asombrados por la escena de la que habían sido testigos con aquel hombre rico. Y Jesús lo expresa de la siguiente manera: 26 —Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, mas para Dios todo es posible.

El único que todo lo puede es Dios, yo no. Solo al lado de mi creador todo es posible y si algo no pasa seguramente no es el tiempo de que suceda.

Ese principio y muchos otros podían hacer que Jesús comparara nuestra relación con Dios con la de un padre con sus hijos, como la de una vid y sus ramas. Las enseñanzas más recordadas de Jesús son aquellas en las que habla acerca de aves, flores, sembradores y pastores. Cosas y personajes que hasta un niño podía entender. Simple.

Querer controlar nuestra vida y a los demás puede llevarnos solo a lastimarnos y lastimar a otros. Este es un llamado a confiar en el único que todo lo puede.

Si algo no sale como tu quieres no recurras a la manipulación, a hacerte la víctima, ni a juzgar a los demás por no hacer lo que tu quieres. Mas bien deja que triunfe el amor.

En Lucas 16 Jesús enseñó una de las parábolas más hermosas de todas y esa fue la del hijo pródigo. Una breve historia de un joven que le pide a su padre la parte de la herencia que le correspondía y se larga a otro país. Herencia que despilfarró gastándola irresponsablemente y sufriendo las consecuencias de sus pésimas decisiones.

Ahora bien, si en esta historia Jesús estaba comparando a Dios con ese padre amoroso que después recibe al hijo con abrazos y besos, yo me pregunto: ¿Dónde vemos al padre tratando de hacer sentir a su hijo culpable por sus planes que desde lejos vemos que terminarían mal? ¿en qué momento el padre se hace la víctima de este hijo ingrato? Ni siquiera el padre sale a buscar al hijo. Lo deja tomar sus decisiones, le permite vivir las consecuencias de sus actos, no busca controlar nada en la vida de su amado hijo, pero eso si, el padre está listo para recibir al hijo en el momento en que él decida regresar. Sin “te lo dije”, ni “ahora vas a entender”, el padre acepta al hijo. Ese es Dios.

Si ni Dios trata de controlarnos, ¿por qué pensamos que es buena idea hacerlo nosotros?

¿Qué podemos hacer el día de hoy? Te invito a orar y decidir lo siguiente:

  • Reconoce lo que sí y lo que no está en tus manos. Lo que sí, esfuérzate con todo tu corazón por lograrlo y lo que no déjalo en las manos de quien sí puede hacerlo todo.
  • Aprende a soltar confiadamente aquellas cosas o situaciones que no puedes controlar. Y una de ellas es aceptar que las personas no fuimos creadas para ser controladas sino para ser amadas.
  • Mantente abierto en tu corazón para descubrir las maravillosas cosas que vienen cuando dejas la ilusión del control y aceptas que no todo en la vida tiene una explicación pero al lado de Dios sí tienen un propósito.

Es mi deseo que este devocional te inspire a llevar una vida y una fe más simple.

Bendiciones.

RESURGIR | Día 24 | Testigos

Dia 24

24 Ese discípulo es el que da testimonio de todos estos sucesos y los ha registrado en este libro; y sabemos que su relato es fiel. 25 Jesús también hizo muchas otras cosas. Si todas se pusieran por escrito, supongo que el mundo entero no podría contener los libros que se escribirían.

Juan 21:24-25  (NTV)

Juan se define a si mismo como martyrōn (μαρτυρῶν) que en griego significa aquel que da testimonio o testifica. Así que la palabra para testigo proviene del griego: mártus o márturos y marturia, de las cuales deriva la palabra española “mártir”.

Jesus también dejo indicaciones claras al decir que “…cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.” (Hechos 1:8 NVI)

Un testigo es alguien que puede dar testimonio con respecto a un suceso, porque lo ha observado directamente; también la confirmación del hecho o los hechos implícitos.

Juan, al hablar de si mismo dice que las cosas que él mismo ha visto y vivido de primera mano, las registro en su evangelio. Es así como un de los relatos mas importantes de la resurrección han llegado a nuestras manos y conocimiento. Gracias a alguien que se tomo el tiempo de escribir y dejar constancia de las cosas que vivió.

Considero que todos los que hemos sido salvados y redimidos por la sangre de Cristo, podríamos también escribir nuestro propio evangelio, ya que este es, el anuncio de buenas noticias. Si hoy te tocara comunicar con otros y dejar constancia para las siguientes generaciones acerca de tu fe en Cristo ¿qué escribirías? Una regla seria: Solo escribe las cosas de las que hayas sido testigo, nada más.

El apóstol Juan nos aclara en dos ocasiones que Jesús hizo muchísimas cosas más, pero que lo que se escribió fue con el fin de que creyéramos en Él (Juan 20:30-31)

Lo que me llama la atención es que muchos de nosotros ponemos la mirada en todas las cosas que aun no han pasado, mas que en lo que si ha sucedido y de lo cual somos testigos. La mayoría de nosotros hemos sido testigos del amor, paciencia y generosidad de Dios. Pero enfocarnos en las respuestas que no llegan ó en las cosas que aun no hemos visto pueden hacer que perdamos de vista todo o que Dios si ya esta haciendo o ha hecho en nuestras vida y a nuestro alrededor.

¿Cómo cambiaría tu forma de evangelizar ó compartir de tu fe si comenzaras a compartir las cosas que Dios SI ha hecho por ti y como eso esta cambiando tu vida y no solo invitar a la gente a un lugar un domingo por la mañana?

Juan hizo algo genial para poder compartir de lo que fue testigo y eso fue que registro todas esas cosas y momentos que impactaron su vida y gracias a eso tenemos este evangelio.

Te invito a escribir diariamente y llevar un cuaderno de notas donde puedas dejar constancia todas las veces que Dios te ha escuchado y respondido. Te aseguro que si hacemos eso por lo menos 2 o tres meses sin parar; tu fe, tu adoración y gratitud crecerán enormemente, pero también tendrás mas claro como ayudar a otros a volverse a Cristo.

Hoy mas que nunca se necesitan testigos, personas que tengan un conocimiento de primera mano y no una fe prestada ó rentada a la comunidad  ó iglesia a la que pertenecen.

  • Escribe cuando Dios conteste oraciones y aun cuando no.
  • Escribe cuando estés preocupado y abatido; y aun cuando todo pareceré ir de maravilla.
  • Escribe oraciones, momentos claves del día, aprendizaje espiritual, etc.

Al final Juan se dio cuenta que Jesús había hecho muchísimo mas de lo que el mismo relata. Pero ese no fue su enfoque, a Él le bastaba hablar de las cosas que pudieran producir fe en otros y con el fin de poner su mirada en Jesús

¿De qué hablas tu? ¿De las cosas que no han pasado aun ó de las que ya sucedieron sabiendo que nuestro Dios no tiene limites y aun Él puede hacer mucho mas?

Con el tiempo todos los que fueron testigos de la resurrección de Cristo, fueron torturados y hasta asesinados por su fe. De ahí el uso de la misma palabra para testigo (mártus) se usara para aquellas personas torturas por su fe. El nivel de seguridad y convicción que una persona necesita para soportar tal dolor hasta la muerte misma solo la puede dar que la persona haya sido testigos de algo que vale la pena hasta dar la vida.

Cuando no podemos nombrar todas las cosas de las que hemos sido testigos en nuestro caminar con Cristo, entonces será muy difícil un día mantenernos firmes cuando llegue la hora de sufrir por nuestra fe.

Te invito ha escribir tu propio evangelio, tu propia historia donde puedas hacer un recuento de todas las cosas has visto y oído; y donde puedas arrodillarte a orar,  y asombrarte de tu Señor. Hazlo por tu propio RESURGIMIENTO, por tu propia fe y gratitud personal. Pero también hazlo por los que han de venir, por aquellos que necesitan escuchar como Jesús sigue vivo y que tú eres un testigo de eso. Nuestra sociedad necesita mas que solo decirles que deben creer por la que Biblia lo dice.  Hoy es el tiempo de los testigo, es el tiempo de los mártires.

 

Bendiciones.

RESURGIR | Día 23 |Relación es mayor que Religión

Dia 23.PNG

 

[45] Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras. [46] -Esto es lo que está escrito -les explicó-: que el Cristo padecerá y resucitará al tercer día, [47] y en su nombre se predicarán el arrepentimiento y el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando por Jerusalén. [48] Ustedes son testigos de estas cosas. [49] Ahora voy a enviarles lo que ha prometido mi Padre; pero ustedes quédense en la ciudad hasta que sean revestidos del poder de lo alto. [50] Después los llevó Jesús hasta Betania; allí alzó las manos y los bendijo. [51] Sucedió que, mientras los bendecía, se alejó de ellos y fue llevado al cielo. [52] Ellos, entonces, lo adoraron y luego regresaron a Jerusalén con gran alegría. [53] Y estaban continuamente en el templo, alabando a Dios.

Lucas 24:45-53 NVI

 


Estamos en la recta final de nuestros devocionales diarios. Me encantaría pedirles que puedan escribir o grabar un vídeo y su voz en él área de mensajes privados. Lo que me encantaría saber es que te llevo a ser parte de estos tiempos, como te sentías en tu vida al iniciar, y si te ha ayudado ser parte de estos devocionales que puedas compartirme en que y como de forma practica y que cambios haz experimentado en el tema de RESURGIR. Y que al final me dejes saber si estarías dispuesto a poder compartir tu testimonio en un post, podcast o libro que estoy pensando crear en los próximos meses con todo este material. Si puedes hacerlo, los que quieran, tenemos hasta el último día de este mes para enviarlos por favor. De antemano mil gracias por tu ayuda.


 

Los momentos antes de partir al cielo, Jesús les encargo la misión más ambiciosa de todos los tiempos: llevar el mensaje de salvación a todos las naciones. Arrepentimiento y perdón de pecados. Este mensaje sigue siendo vigente hasta nuestros días.

En estos días trataba de recordar el momento donde comprendí lo que el arrepentimiento significaba y como un jueves 25 de Mayo de 1995 estábamos tres Jovenes en medio de un parque oscuro de la Ciudad de México y ahí estaba yo llorando y quebrantado al hacerme consciente de mi maldad ante Dios y tres días después estaba siendo bautizado para el perdón de mis pecados.

Ahí comenzó una de las aventuras de vida y fe más grandes de toda mi existencia. Ese mensaje lo cambió todo en mi ser y lo sigue haciendo. Pero hoy más que nunca comprendo que no existe una conversión sino varias. Varios momentos donde he tenido que arrepentirme de mis maldades y varios momentos donde he necesitado y experimentado el perdón de Dios ha mi vida. Yo llamo a estos momentos RESURGIR.

Momentos donde ya como cristiano caigo y fallo y reconozco que necesito arrepentimiento y perdón. Y lo que más me conmueve es que Jesus sabía que los discípulos aún después de todo lo que vieron, aun así no serían perfectos. Pedro tenía todavía problemas con predicarles a los gentiles, y así mismo mi Señor sabía que yo fallaría y aún así me dio el mismo encargo: anunciar el arrepentimiento y el perdón.

Uno de las cosas que estancan nuestra vida espiritual es predicar una iglesia en lugar de a Jesús. Es momento de dejar de predicar una iglesia para predicar lo único que puede cambiar el corazón del hombre. La iglesias es un maravilloso lugar donde las personas que tienen una meta en común y que se dirigen al mismo sitio pueden ayudarse, animarse y practicar el amor. Pero solo una cosa salva: vivir el menaje de Jesús. Es importante notar que Jesus dejó claro lo siguiente:

 V.-[48] Ustedes son testigos de estas cosas. [49] Ahora voy a enviarles lo que ha prometido mi Padre; pero ustedes quédense en la ciudad hasta que sean revestidos del poder de lo alto

Necesitamos poder para llevar acabo la misión que se nos ha dado. Un poder que solo viene de lo alto. Este tipo de fuerza no puede venir del ánimo humano ni de los planes de tu congregación. Muchos de nosotros nos hemos quemado y frustrado por no asegurarnos de seguir las indicaciones del Maestro. Esperen a recibir poder.

 

¿Quieres resurgir?

Asegúrate de estar reconociendo que áreas en tu vida necesitan arrepentimiento. Metanoia es la palabra griega para arrepentimiento y esto significa: cambio de mente. Es una experiencia de profunda transformación. Te aseguro algo hoy: nadie puede RESURGIR sin primero encontrar mayor placer por un cambio y mayor dolor en el estado en el que te encuentres hoy. Eso lo provoca Metanoia.

Por otro lado, el perdón nos ayuda a cerrar los círculos en nuestras vidas sobre todo con Dios y al final esto es lo que mas sana nuestros corazones.

Todos necesitamos movernos de la religión a la relación.

La Religión cansa, una relación fortalece.

La religión aburre, una relación emociona.

La religión encadena, una relación libera.

La religión seca y estanca el alma, una relación nos lleva a RESURGIR.

 

V.- [50] Después los llevó Jesús hasta Betania; allí alzó las manos y los bendijo. [51] Sucedió que, mientras los bendecía, se alejó de ellos y fue llevado al cielo. [52] Ellos, entonces, lo adoraron y luego regresaron a Jerusalén con gran alegría. [53] Y estaban continuamente en el templo, alabando a Dios.

 

¿Cómo dice la Biblia que quedaron los discípulos después de que Jesús los dejo? ¿Tristes?, ¿desesperados? ¿Cargados por el enorme encargo? ¡¡¡No!!! Ellos estaban Llenos de alegría.

Esta alegría ¿Qué los llevaba a hacer? estaban continuamente en el templo, alabando a Dios.

El salmista nos deja una clara imagen de una persona feliz:

Vale más pasar un día en tus atrios que mil fuera de ellos; prefiero cuidar la entrada de la casa de mi Dios que habitar entre los impíos.

Salmos 84:10 NVI

Al leer esto ¿miras a alguien forzado, presionado o arto? No! Vemos a alguien deseoso, consciente de lo que hace y del porque. Esta es la mejor forma de comenzar a resurgir: alabar a Dios, felices de estar en su presencia todo el tiempo.

Si te das cuenta no se trata de llenar tu horario con más actividades de tu iglesia sino comenzar por alimentar la relación más importante de todas. La de Jesus y tú.

La resurrección transformó a los discípulos, pero no fue automática, ni siquiera por qué era Jesus, fue un proceso de varios momentos que levantaron la fe, ánimo y convicciones de ellos.

No te desanimes si intentas e intentas, alégrate de desear hacerlo, se paciente contigo y disfruta de que tu maestro vive!

Te invito a orar como los discípulos lo hicieron: Alaba el día de hoy a tu Dios, simplemente por quien es Él. Gozaste en Él.

Bendiciones.

 

RESURGIR | Día 18 | El discípulo en las sombras

Dia 18.PNG

21-22 Por tanto, es preciso que se una a nosotros un testigo de la resurrección, uno de los que nos acompañaban todo el tiempo que el Señor Jesús vivió entre nosotros, desde que Juan bautizaba hasta el día en que Jesús fue llevado de entre nosotros.»

23 Así que propusieron a dos: a José, llamado Barsabás, apodado el Justo, y a Matías. 24 Y oraron así: «Señor, tú que conoces el corazón de todos, muéstranos a cuál de estos dos has elegido 25 para que se haga cargo del servicio apostólico que Judas dejó para irse al lugar que le correspondía.» 26 Luego echaron suertes y la elección recayó en Matías; así que él fue reconocido junto con los once apóstoles.

Hechos 1:21-26 (NVI)

Todos conocemos a los doce seguidores de Jesús que el mismo eligió como sus apóstoles. Su fama es por todos conocida. Sus vidas son consideradas como un gran ejemplo de fe. Iglesias llevan sus nombres, gente los venera como santos. Estudiosos han llevado años estudiando y escribiendo acerca de sus vidas. 

Pero ¿ellos fueron los únicos discípulos de Cristo?

Sabemos que ellos fueron elegidos después de que Jesús pasó toda una noche orando. Pero también lo hubo otros 72 más. Y hubo quienes estuvieron con Cristo desde los días de Juan el bautista y que permanecieron con Cristo hasta a su muerte en la cruz y resurrección. 

Dos de estas personas fueron Jose apodado el Justo, y Matías. La muerte de Judas había significado un vacío entre los doce apóstoles; un lugar que no importaría que estuviera disponible si Jesus no hubiera resucitado.  

¿Alguna vez has sentido que haz sido fiel desde hace mucho tiempo y que no se te toma en cuenta? 

¿Tal vez has entregado tu vida a la causa de Cristo sin recibir ningún crédito o reconocimiento? Se que la mayoría nos convertimos sin buscar gloria alguna y con la convicción de darle Gloria a Dios. Pero aún con esto siempre es valioso saber que nuestra fe y fidelidad en el resucitado también le da sentido y propósito a toda nuestra vida. 

Existen voces que no se escuchan pero que tienen un inmenso valor en el avance del evangelio. 

Existen nombres que no serán reconocidos y tal vez nunca recordados pero que fueron piezas vitales en este edificio llamado cuerpo de Cristo, como lo fueron estos dos discípulos. 

Al importante a notar es que no vemos a Matías ó a José, exigiendo su lugar dentro de los 12, sino más bien ellos fueron reconocidos por su constancia y fidelidad al haber sido parte de los seguidores de Jesús durante todo su ministerio.  

Por estas dos características en el momento en que se necesito cubrir el lugar vacante  de Judas, no fue difícil pensar en alguien que tomará su posición entre el grupo de apóstoles. 

Hoy más que nunca se necesitan esa clase de personas: Constantes, fieles a Cristo y como él mismo Pedro dijo: “es preciso que se una a nosotros un testigo de la resurrección”. 

Recordemos que podemos escuchar las palabras de Cristo, haber caminado con el, ser testigos de sus milagros y de señales, aún haberlo visto morir, pero sin la resurrección algo faltaría. La resurrección y los siguientes  40 días de Cristo sobre la tierra hicieron toda la diferencia en los discípulos. Si alguien quería ocupar el lugar de judas necesitaría ser alguien transformado por la resurrección. 

El camino de la fe es como un maratón, y no una carrera de velocidad. 

Es como entrar a una película o leer un libro que solo puedes entender si te quedas al final de la película o terminas de leer el libro.

Haber sido testigos de la resurrección hizo que estos dos discípulos tuvieran la oportunidad de ocupar un lugar trascendente en la historia cristiana. 

 v.-25  para que se haga cargo del servicio apostólico que Judas dejó para irse al lugar que le correspondía.

Al final Matías fue el elegido para el cargo, pero la Biblia aclara que esta posición era para servir como Apostol. Esto le aseguraba una muerte segura por causa del evangelio. La posición que ocuparía este hombre no se podría perseguir en busca de reconocimiento ó poder, sino por un verdadero deseo de llevar la noticia del evangelio a todas las naciones. 

Estoy convencido que hoy más que nunca se necesitan personas que hayan permanecido fieles a Jesus a pesar de lo duro de su muerte, lo oscuro del sábado pero que saben esperar a que llegue el domingo.  

Es mi deseo que estos devocionales te inspiren a soñar en cómo puedes servir activamente en tu congregación. 

Necesitamos más gente que haya pasado por la duda y siga buscando respuestas, se necesitan traidores que sepan llorar y ser transformados por la resurrección como lo fue Pedro, la iglesia está hambrienta de gente que esté lista a servir y ocupar lugares importantes de servicio aunque por mucho tiempo antes hayan estado viviendo en el anonimato, ó hayas servido solo en las sombras, solo por nombrarlo de una manera. 

La historia de los discípulos de Jesús nos deja algo claro: No importa de donde vengas, ni lo que hayas hecho, ni si eres un completo desconocido, siempre llegara el momento de RESURGIR y levantarse. Siempre y cuando seamos testigos del poder del mensaje que está detrás del mensaje de la resurrección. ¿Quién puede entender al caído, al que esta enfermo ó sin trabajo, al que lucha con alguna pecado escondido o con la amargura, sino aquel ya paso por ahí? 

Te invito a seguir agradeciendo por cada uno de tus momentos difíciles, por tu anonimato, por tus horas de sacrificio que no han sido reconocidas ó valoradas; es todo esto lo que te está preparando para ocupar el lugar que tu Señor tiene para ti

Oh, por cierto el nombre de Matias proviene de la misma raíz de Mateo y significa regalo de Yahvé. Tu puedes ser ese regalo para tu iglesia hoy mismo. 

Dios les bendiga.

RESURGIR |Día 17 | Rendición

 

Dia 17

Y los cuatro seres vivientes decían: «¡Amén!». Y los veinticuatro ancianos se postraron y adoraron al Cordero.

Apocalipsis 5:14 (NTV)

El apóstol Juan fue una de las personas impactadas por la resurrección. De ser conocido junto con su hermano Jacobo los hijo del trueno (Marcos 3:17), apodados así tal vez por su intolerancia con otros creyentes que liberaban endemoniados usando el nombre de Jesús (Lucas 9:49, Marcos 9:38). Vengativo, imagínense que una vez pidieron que bajara fuego del cielo para destruir una ciudad que no había hecho caso al evangelio (Lucas 9:54) ambicioso,  ya que en otra ocasión lo encontramos junto a su hermano pidiendo tronos al lado de Jesús cuando él comenzara a reinar. Esto nos da una idea de porque los llamo así Jesús.

Bueno, este hombre ahora siendo ya anciano recibe una de las visiones más sorprendentes de todas: El Apocalipsis. Y es en esta visión puede reconocer cómo los seres celestiales adoran a su Señor no solo resucitado sino ahora Glorioso. Juan mismo escribe lo siguiente acerca de la revelación de la que fue testigo:

Y entonaban este nuevo cántico:

«Digno eres de recibir el rollo escrito
    y de romper sus sellos,
porque fuiste sacrificado,
    y con tu sangre compraste para Dios
    gente de toda raza, lengua, pueblo y nación.
10 De ellos hiciste un reino;
    los hiciste sacerdotes al servicio de nuestro Dios,
    y reinarán sobre la tierra».

11 Luego miré, y oí la voz de muchos ángeles que estaban alrededor del trono, de los seres vivientes y de los ancianos. El número de ellos era millares de millares y millones de millones. 12 Cantaban con todas sus fuerzas:

«¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado,
de recibir el poder,
la riqueza y la sabiduría,
la fortaleza y la honra,
la gloria y la alabanza!»

13 Y oí a cuanta criatura hay en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra y en el mar, a todos en la creación, que cantaban:

«¡Al que está sentado en el trono y al Cordero,
sean la alabanza y la honra, la gloria y el poder,
    por los siglos de los siglos!»

14 Los cuatro seres vivientes exclamaron: «¡Amén!», y los ancianos se postraron y adoraron.

Apocalipsis 5:9-14 (NVI)

Juan estaba presenciando un momento sagrado, único, sin precedentes, místico y estremecedor. No hay forma de no adorar, no hay manera de estar distraído. Cada detalle cuenta. Juan mismo repite en varias ocasiones: yo miré, yo oí. Para lograr esto necesitas rendirte de estar distraído para poner todo tu enfoque en un solo lugar.

Al hablar de adoración en la Resurrección el evangelio de Mateo nos ofrece la siguiente descripción:

En eso Jesús les salió al encuentro y las saludó. Ellas se le acercaron, le abrazaron los pies y lo adoraron.            

Mateo 28:9 (NVI)

El significado de la palabra griega en el Nuevo Testamento traducida más a menudo como “adoración” (proskuneo) es “postrarse delante” o “arrodillarse delante.” La adoración es una actitud del espíritu. Debido a que es una acción interna e individual, esto no es algo que sucede solo un domingo por la mañana en un servicio de una iglesia sino es algo que puede suceder todo el tiempo.

Postrarse y arrodillarse también es reconocido como un símbolo de rendición y de otorgar valor o autoridad hacia quien hacemos este acto.

Existen momentos en la vida donde simplemente necesitamos rendirnos.

Son muchas las cosas que nos lastiman y hasta matan nuestra fe, no solo el pecado; sino también  quemarnos o desgastarnos haciendo lo que hacemos, no importa que tan noble, ó espiritual sea lo que hagas, si esto te quema llenándote de ansiedad, enojo, tristeza y frustración, entonces es momento de rendirte.

Cuando te enojas con tus hijos pequeños porque no hicieron la tarea o con tu esposa por que no le quedo la cena como a ti te gusta, o con tu esposo porque no cambio el foco como te lo prometio hace 6 meses. Si estas cosas te hacen perder la cabeza, explotar y desconectarte de tus seres queridos porque rompieron tu preciosa agenda, entonces es tiempo de rendirte a lo sagrado que tienes frente a ti y valorarlo como lo que es: gente que amas.

Otra definición que los estudiosos bíblicos ofrecen para la palabra adoración es: Besar. Un beso es un acto físico motivado nuevamente por una actitud del corazón. Besas a quien amas, a quien te gusta, a quien aprecias.

Apreciar que tienes un hermoso hijo o hija,  valorar que a tu lado esta un hombre o una mujer que de forma libre y amorosa decidieron darte lo mejor que tienen en la vida y eso es su tiempo pueden ser actos de adoración. Estos actos nos llevan a humillar nuestro ser y expectativas para dar paso a la verdadera intimidad.

Necesitamos besar mas a nuestros seres queridos, pero eso solo puede pasar si nos rendimos. Si dejamos a un lado las distracciones, si realmente estamos conscientes de que los niños solo serán niños una vez, si reconocemos que un día vamos a morir y que un cadáver no va sentir nuestros besos ni escuchar nuestras palabras de aprecio. Si tan solo decidimos parar un momento y ser mas consientes de todo lo hermoso que tenemos a nuestro alrededor, estos actos de rendición pueden convertirse en grandes actos de adoración.

Así que dicho esto podemos concluir que la adoración es un acción consciente que necesita iniciativa y propósito y no debemos confundirla con un acto religioso pasivo cómo es nuestra costumbre.

Nunca resurgiremos si no aprendemos primero a rendirnos y salirnos de esta carrera de ratas donde lo que la mayoría busca es como hacer mas dinero, tener mas títulos, mas poder, mas influencia, etc, etc. Una mentalidad así solo nos incapacita para poder ver la grandeza de Dios en su creación, en la naturaleza, en la maravilla de poder respirar, y todos los músculos que se mueven para poder reír, respirar  e ir a algún lado. ¡Que vivo en un planeta que se mueve!

En el ecuador la superficie de la Tierra se mueve a unos 40.000 km cada 24 horas, una velocidad de aproximadamente 1670 km por hora o  465’11 m/s.por segundo.  Pero como no lo sentimos no lo apreciamos. Nunca podremos apreciar las cosas que no notamos. ¿Estás notando a tus seres queridos? ¿Cuando estas en la iglesia notas a las personas a tu alrededor?

¿No te gustaría que cuando estas pasando tiempos difíciles emocional, material ó espiritualmente hablando alguien se detenga, te escuche con interés y realmente este presente contigo a veces sin decir nada pero acompañándote por le importas?  Bueno, esa persona solo podría lograrlo si decide rendir su agenda y sus planes por estar realmente presente contigo.

¿Recuerdas a los discípulos momentos antes de que Jesús les diera la gran comisión? Dos tipos de personas había en ese grupo: los que dudaban pero también los que adoraron inmediatamente.

 Cuando vieron a Jesús, lo adoraron, ¡pero algunos de ellos dudaban!

Mateo 28:17 (NTV)

Por otro lado el cielo será un lugar lleno de adoración:

Todos los ángeles estaban de pie alrededor del trono, de los ancianos y de los cuatro seres vivientes. Se postraron rostro en tierra delante del trono, y adoraron a Dios

Apocalipsis 7:11 (NVI)

Todos al adorar, al postrarnos y al rendirnos podemos conectarnos con Jesús de una forma intima y transformadora para nuestros corazones. Así como también esta misma actitud del corazón puede llevarnos a apreciar mucho más todo y a todos los que nos rodean.

Rendición no es una palabra que resulte atractiva. Todos desde muy jóvenes aprendemos a luchar por lo que queremos. A no dejarnos de nadie. El apóstol Juan te entiende por completo, él pensaba lo mismo. Pero después aún el paso de ser conocido como el hijo del trueno al discípulo del amor. Ya no mas pedir fuego del cielo que destruya a las personas, ni tronos ni poder. Ya no más somos los únicos discípulos que podemos hacer milagros para Jesús. No mas una mente cerrada ni intolerancia hacia los demás. Ahora solo amor. Este es el poder del evangelio de la resurrección.

Pero Alberto ¿Cómo logro vivir esta rendición y expresar una adoración mas profunda a Dios en este día? Analicemos las palabras que el apóstol Pablo les escribe a la iglesia en Roma al exhortar a los hermanos a convertirse a expresar adoración espiritual por medio de la rendición:

Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual,ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. (Romanos 12:1-2 NVI)

 

Tomar en cuenta la misericordia de Dios. Haz una lista de todas las bendiciones recibidas en tu vida que revelan la enorme misericordia de Dios por ti.

Ofrece tu cuerpo como un sacrificio el día de hoy. ¿Qué características tiene este sacrificio para que se considere adoración espiritual? Que tu rendición sea algo vivo o sea consciente y no algo obligado o por costumbre. Que también sea santo que significa apartado. Todos los días santificamos tiempo, dinero o ropa, o sea apartamos algo de estas cosas para un uso especial en nuestra vida diaria. Eso mismo quiere Dios de ti. Qué tu cuerpo que incluye tu mente, tus ojos, tus odios, tu boca, tus manos sean apartados para que él los use en este día. El

No te amoldes, transfórmate.  Esto es clave. El apóstol Juan era una persona cuando comenzó a seguir a Jesús y termino siendo otra al final de sus días. Al principio estaba amoldado a las costumbres e ideales de su época pero la resurrección lo transformo. Preguntarte: ¿qué cosas o ideas quieren que te amoldes a ellas?  Te invito a cuestionarlas si ellas te harán mejor persona o peor, si ellas te harán mejor discípulo de Jesús o terminaran alejando de él? Después de analizar esto tomar decisiones sera mas fácil.

Renueva tu mente. Se dice que no se puede resolver un problema con el mismo estado mental que con el que inicio. Y ni tampoco podemos esperar resultados diferentes con la misma manera de pensar y de actuar. Así que hoy te invito a cuestionarte ¿qué ideas o creencias necesito rendir ante Jesús para adorarlo realmente. Cuestionarte, leer nuevos libros, platicar con personas que piensan diferente a ti, en lo personal son cosas que me ayudan a renovar mi mente,

El resultado de este sacrificio o rendición no solo es que daremos verdadera adoración espiritual sino que también podremos comprobar cuál es la voluntad de Dios, que es buena, agradable y perfecta.

Busca un momento para orar por rendir tu corazón y poder besar y apreciar primeramente al único que merece la adoración. Y así como sucedió con Juan  que paso de deseos de venganza, ambición de poder e intolerancia a ser el discípulo del amor, así también tu yo podremos ser transformados por el poder de la resurrección.

No olvides algo, si tu resurges, tu iglesia, tu familia también tendrán la esperanza de hacerlo.

Bendiciones y te deseo un feliz día de rendición.

RESURGIR | Día 16 | Mentes cerradas

 

Dia 16.PNG

Entonces les abrió la mente para que comprendieran las Escrituras,

Lucas 24:45 (LBLA)

En los días 7 y 8 de nuestros devocionales pudimos ver como Jesús se aparece como un caminante mas a los dos discípulos que salían de Jerusalén y como ellos transformados de esa conversación, regresan a reunirse con los apóstoles y a contarles que el Maestro había resucitado. En eso se aparece Jesús dando pruebas de que esta vivo y en ese momento Lucas hace una de las declaraciones mas sorprendente al dejar constancia de que en ese instante Cristo “les abrió el entendimiento para que comprendiesen las Escrituras” (Lucas 24:45).

La palabra Griega traducida “abrió” es “dianoigo.” Significa “abrir completamente” (Strong). “Dianoigo” es la misma palabra Griega que se usa en Hechos 16:14 para describir la conversión de Lidia,

Y estaba escuchando cierta mujer llamada Lidia, de la ciudad de Tiatira, vendedora de telas de púrpura, que adoraba a Dios; y el Señor abrió su corazón para que recibiera lo que Pablo decía.

Hechos 16:14 (LBLA)

Solo cuando hay una mente abierta existe la posibilidad de comprensión, entendimiento y aún de salvación. 

A pesar de que los discípulos habían caminado con Jesús por los últimos años, de todos los milagros y señales que habían sido testigos y que confirmaban quien era Jesús, esto no fue suficiente para que pudieran comprender el plan de Dios. El problema: su mente se encontraba en una caja, estaba cerrada y sus ojos cubiertos. El apóstol Pablo hace una excelente explicación de esto, al escribirle a los Corintios lo siguiente:

14 Pero la mente de ellos se endureció y, hasta el día de hoy, cada vez que se lee el antiguo pacto, el mismo velo les cubre la mente para que no puedan entender la verdad. Este velo puede quitarse solamente al creer en Cristo. 15 Efectivamente, incluso hoy en día, cuando leen los escritos de Moisés, tienen el corazón cubierto con ese velo y no comprenden.

2 Corintios 3:14-15

¿Te haz encontrado con personas con las que estas hablando de algún tema y terminan entiendo algo completamente diferente? Como ministro me toca pasar mucho de mi tiempo escuchando a miembros de mi congregación ó personas que nos visitan, y me hablan de sus problemas y necesidades. Lo interesante es cuando me toca dar un comentario al respeto del problema que la persona este viviendo resulta muy obvio cuando la persona frente a mi esta abierta a escuchar, pero también cuando no lo esta y todo termina como un monologo donde solo una persona hablo. Esto no es verdadera comunicación que transforma.

Cuando somos son abiertos en nuestra forma de pensar  y corazones estaremos dispuestos a escuchar puntos de vista diferentes a los nuestros. Pero cuando somos cerrados, no importa si las pruebas ó conocimientos que nos compartan puedan salvar nuestras vidas, mientras que tengamos un velo que nos cubra la cara no podremos ser capaces de ver nuestra propia necesidad de un cambio. En lugar de preguntar, siempre argumentaremos, en lugar de escuchar estaremos listos para responder.

Esto me deja algunas lecciones interesantes:

  1. Podemos escuchar el evangelio, aun de los propios labios de Cristo y aún así no comprender su significado.
  2. Ningún milagro, ni oración contestada puede fortalecer nuestra fe sino tenemos una mente abierta por el Señor.
  3. Podemos caminar junto a Cristo todos los días sin comprender su mensaje realmente.
  4. Puedes conocer muchas escrituras y ser fiel en tu congregación pero permanecer con una mente cerrada.
  5. Puedes hacer grandes obras por Dios y aun así no haberlas hecho entendiendo a tu Señor ni su propósito.

 

Es importante recordar que esto fue parte de un proceso que inicio cuando los discípulos decidieron seguir a este joven de Galilea, que continuo cuando lo escucharon predicar y vieron su ejemplo y que por tres años convivieron con Él, pero esto no paro ahí, todos fallaron y todos fueron amados y que este momento en especifico fue el resultado de la búsqueda del Maestro primero a dos caminantes y que siguió con la visita en un hogar lleno de miedo.

Después de estudiar cada una de estas escrituras me doy cuenta de como Dios sigue trabajando en mi vida como en la tuya.  Y que las bendiciones como las pruebas mas duras son tan solo caras de la misma moneda. Que los momentos de duda como los de certeza, ó cuando tenemos una mente cerrada y religiosa,  puede traducirse en la oportunidad de que podamos experimentar el poder de una mente abierta y que nos ayude a comprende el plan de Dios de forma más personal e intima.

Para mi esto fue el momento que he comentado en otros posts. Cuando deje de ser un ministro por un tiempo. No comprendía por que Dios permitía esto. El enojo, la amargura y el desanimo eran parte del pan que comía en muchos momentos. Esto me lleva de nuevo a reflexionar en las palabras de Pablo, cuando explicaba el problema de los judíos que no lograban entender el evangelio de Cristo, como le estaba pasando a los discipulos.

16 En cambio, cuando alguien se vuelve al Señor, el velo es quitado. 17 Pues el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 18 Así que, todos nosotros, a quienes nos ha sido quitado el velo, podemos ver y reflejar la gloria del Señor. El Señor, quien es el Espíritu, nos hace más y más parecidos a él a medida que somos transformados a su gloriosa imagen.

2 Corintios 3:16-18

Algunos importantes comentaristas y estudiosos bíblicos han declarado que el momento donde Jesús les abre el entendimiento a los discípulos fue el momento que también fueron realmente convertidos.

Como todo buen judío los discípulos tenían sobre sus hombros todas las costumbres, mandatos, reglas, sacrificios y demás demandas de la ley religiosa de su tiempo. Además de una idea muy clara del Mesías que habría de venir. Uno que parecía mas un conquistador que establecería su reino físico entre su pueblo y los liberaría de la tiranía de las naciones extranjeras.

Solo una persona que pudiera leer las escrituras desde una mentalidad abierta podría encontrar en Jesús el enviado de Dios; pero si alguien caminaba con el velo de la ley cubriendo sus ojos el resultado seria que miraríamos a Jesus como una amenaza que debe ser neutralizada o destruida.

Como alguien que decidió seguir a Jesús desde los 8 años y que fue bautizado a los 17 años, y que dejo su carrera universitaria para convertirse en ministro y misionero desde los 21, puedo decir que he pasado la mayoría de mi vida buscando servir al Señor. Pero en mi caminar en el evangelio he tenido la mente cerrada, he visto la vida y a los demás detrás de un velo llamado, costumbres, doctrina, mi iglesia etc.

Un buen día en aquel año que dejamos de ser ministros pagados por nuestra iglesia mi esposa y yo; y cuando ya el dinero que nos quedaba se estaba acabando ya que aún yo no conseguía trabajo; mi esposa y yo decidimos vender cosas en la calle para poder comer y tener dinero para continuar la búsqueda de empleo. Y recuerdo vívidamente a mi hijo de tres años en ese entonces ayudándonos a vender lápices en la calle por un peso (mexicano).

Ese momento y otros más me abrieron la mente y me liberaron. Por que me quitaron la venda de la religiosidad que pudiera tener y así poder mirar la vida de una forma más compasiva.

Pude comprender que donde esta el espíritu de Dios ahí hay libertad. Como ministro muchas veces tuve que luchar con la culpa de no hacer lo suficiente y de no ser suficiente, pero Dios me estaba ayudando a vivir en una libertad donde el Señor me mostraría que Él es fiel todo el tiempo y Su amor no tiene fin y que solo Él es suficiente.

El verso 18 de esta escritura en Corintios nos recuerda que “…a quienes nos ha sido quitado el velo, podemos ver y reflejar la gloria del Señor.”  Como nunca en mi vida pude ver al Señor amándome, supliendo mis necesidades y siendo Él mi mayor deseo. Ya no había un titulo, ni un salario, ni reconocimiento; y esto dio lugar para volver a mirar a mi Dios en todo su esplendor.

Los discípulos tuvieron que pasar por todo lo que pasaron para que por medio de las escrituras y pasando tiempo con Jesús por fin comprendieran que Él tenia que morir y resucitar.

Este fue un momento de conversión para mi: Dejar de depender de la ley, de las costumbres y de la gente a mi alrededor para hacer lo que Dios me pide hacer. 

Hoy por hoy Dios permitió que volviera al ministerio de tiempo completo, pero ahora con la gran enseñanza de que la cruz y la tumba en mi vida es tan solo el preámbulo para mirar en todo su esplendor la resurrección y me permita abrir mi mente para comprender realmente su mensaje.

Es mi oración que también lo haga contigo.

Bendiciones.

RESURGIR |Día 15 | Algunos dudaban

Dia 15

 

16 Entonces los once discípulos salieron hacia Galilea y se dirigieron al monte que Jesús les había indicado. 17 Cuando vieron a Jesús, lo adoraron, ¡pero algunos de ellos dudaban!

Mateo 28:16-17

El momento que Jesús había planeado de antemano y que Él les pidió a las mujeres que anunciaran a los discípulos aquel domingo en el sepulcro había llegado.  —No tengan miedo —les dijo Jesús—. Vayan a decirles a mis hermanos que se dirijan a Galilea, y allí me verán. Mateo 28:10 NVI)

Y el Maestro se encontró con dos tipos de personas en ese momento: algunos adoraron y otros dudaban.

Si fueras Jesús ¿no estarías frustrado  al ver que después de todo lo que haz hecho aun así duden? Ya dejaste tu trono en el cielo, te despojaste de todo tu poder y autoridad, te rebajaste a ser un simple ser humano, viviste apegado a tus creencias y diste el ejemplo, moriste de una de las formas mas terribles para dejar claro del amor de Dios por la humanidad, resucitaste, además decidiste pasar 40 días para ayudar a tus seguidores a fortalecer su fe. ¿no era esto ya suficiente para solo recibir adoración?

Momentos antes de ir al cielo y dejar la gran comisión de ir por todo el mundo predicando el evangelio, en esos momentos, en medio del grupo de adoradores ¡hay algunos que aun dudaban! ¿Puedes creerlo?

La palabra que usa la biblia para dudar es distázō. Es un palabra compuesta que significa: Dis = doble  y Stásis = postura, de pie.

Distázō puede tener los siguientes significados

  • Doble postura
  • Incierto en un cruce de caminos.
  • Se niega a elegir una forma sobre otra.
  • Cuando tienes dos opciones y no sabes qué hacer.
  • Vacilar.
  • Titubear

¿Te encuentras o te haz encontrado en una situación donde estés distázō (dudando)?

Mateo nos habla aquí de dos tipos de discípulos: Algunos adoraron y algunos dudaban. Pero  ¿quién puede culpar ó señalar a estos discípulos? ¿No es lo que nosotros mismo vivimos constantemente? He encontrado personas que tienen una fe sencilla y firme, y esta bien; pero habemos otros que tenemos preguntas y cuestionamientos.

La vida misma es así. Hay momentos donde todo parece blanco y negro, donde sabes que decisión tomar e ir hacia adelante, pero existen otros donde todo se vuelve incierto y titubeamos en lo que debemos de hacer.  Jesús tuvo esos momentos. Instantes donde no todo era claro. ¿De qué se llena nuestra mente en esos instantes? De preguntas, ansiedad, miedo por solo mencionar algunas cosas.

Jesús mismo en oración a su padre oro de esta manera: «Padre, si quieres, no me hagas beber este trago amargo;  (Lucas 22:42 NVI)  En otra ocasión una de las preguntas más desgarradoras salir de los labios de Jesús: Dios Mio, Dios Mio, ¿por que Me has abandonado?” (Mateo 27:46)

Esto es un ejemplo de verdadera espiritualidad. Jesús provenía del Padre y su misión en este mundo siempre fue llevarnos a un conocimiento mucho mas profundo de Dios. A vivir de forma mas plena nuestra fe en él. Así que Jesús fue y es el ejemplo perfecto de espiritualidad y plenitud.  Y en las dos ultimas escrituras la Biblia nos muestra que parte del camino de ser mas como Él y de experimentar nuestro ser, es aceptando y reconociendo  todas nuestras angustias, temores, preocupaciones en lugar de solo negarlas ó querer ser tan “espirituales” que preferimos hablar solo de nuestras certezas para no vernos tan mal si estamos mas bien dudando ó con temor.

Vivimos tiempos donde mucha gente y sobre cristianos buscan certezas. Pero la vida misma no es así.

¿Hay momentos donde parece que Dios nos ha abandonado? ¡Absolutamente! Su propio hijo lo experimento.

Necesitamos aprender a vivir con nuestras certezas y claridad tanto como con nuestros momentos de duda y ansiedad. Momentos donde no sabes que hacer, ni que es verdad, ni cual es la respuesta correcta.

Esto es lo que pasó con los discípulos que dudaron. Más que no tener fe, lo que pasaba con ellos era que no sabían qué hacer con Jesus. Era mucho para ellos.

Esto es lo mismo que sucede cuando juzgamos a otros, les ponemos etiquetas a los que son diferente a nosotros ó no piensan de la misma manera. Como no sabemos que hacer con ellos, terminamos haciendo lo mismo que hacemos con nuestros propios miedos e inseguridades: preferimos ignorarlos, rechazarlos ó quitarlos del camino.

Es por eso tanta gente herida en las iglesias; no sabemos que hacer con las personas con problemas mentales ó emocionales, no sabemos que hacer con los que no visten como nosotros para ir a la iglesia un domingo, ni con los que luchan con adicciones ó desordenes de cualquier otro tipo.

Cuando Jesus pedía que Dios pasara de Él aquella copa de sufrimiento, Jesús no estaba pensando en desobedecer a Dios. Si no que aquella oración expresaba que aquel momento simplemente era demasiado para el.

¿Cuáles son esos momentos donde simplemente son demasiado para ti?

De forma personal estoy muy cerca de personas en mi congregación perdiendo a sus padres, o muy ancianos. Padres que adoptaron a sus hijos con todo el anhelo de ofrecer amor y fe, pero que ahora están batallando con serios problemas de salud y de otros tipos. Situaciones donde hay más lagrimas que gozó, más dolor que satisfacción. Pero que se preguntan: ¿Cómo puedo amar más?

Hay momentos donde la vida te golpea tan duro que estas desorientado. Pero eso es muy bueno.

Desorientación te lleva a crecer, a elegir nuevos caminos, nuevas maneras de hacer las cosas.

Estos son momentos donde más vivo puedes estar. Por qué tienes la oportunidad de estar más conectado con tus sentimientos, donde tus necesidades más profundas están a flor de piel. Donde sabes que necesitas desesperadamente ayuda, de otros y ayuda divina.

Hace poco junto con mi esposa impartimos un taller para casados titulado: “Lenguaje que conecta el corazón.” Donde aprendimos 4 elementos que nos pueden ayudar a comunicarnos de forma compasiva  y que nos conecte uno con el otro en los momentos de conflicto. Esos cuatro elementos son:

  1. Describir lo que vemos,
  2. Expresar Sentimientos,
  3. Compartir de nuestras Necesidades, y
  4. Aprender a hacer Peticiones.

De forma resumida y corta, usar estas cuatro cosas ayudan a una persona a hablar de una forma donde podemos expresar lo que realmente vive en nosotros, no negándolo, ni hechando la culpa a los demás, no quejándonos sino tomando responsabilidad y aceptando lo que realmente esta pasando dentro de nosotros.

(Si te interesa aprender mas de este tema te invito a escuchar mi podcast “Comunicación que conecta”, ó si quisieras recibir este curso de 8 horas de forma personal ó para tu iglesia, te invito a mencionarlo en aparte de comentarios junto con tu correo electrónico y me pondré en contacto contigo.)

Jesus mismo hizo esto en el getsemani cuando les comunicó a sus discípulos que sentía una tristeza de muerte, les dejo saber su necesidades de compañía y les pidió que se quedaran a su lado.

En lugar de quedarse callado y esperar que ellos adivinaran su dolor, o en lugar de juzgarlos por insensibles, o exigirles que hicieran algo por el. En lugar de huir y esconderse, Jesús abrazo su miedo y sus preguntas, las acepto, busco a su padre aún a pesar de su silencio y esto lo preparo para enfrentar la hora mas difícil de todas.

A diferencia de cuando todo parece marchar normal. Donde no nos preguntamos casi nada, donde estamos conformes, satisfechos con lo que tenemos o somos, aquí  no hay muchos cambios.

 

¿Qué haces tú con esos momentos?

Volvamos a leer la misma escritura, pero ahora en su contexto:

16 Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña que Jesús les había indicado. 17 Cuando lo vieron, lo adoraron; pero algunos dudaban. 

18 Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

Mateo 28:16-20

A pesar de que algunos dentro de este grupo al que Jesús les estado dando el encargo más grande de todos los tiempos dudaban,  parece que Jesús estaba bien con esto.

La Biblia no dice nada que Jesús quisiera arreglar eso, solo los acepto y confío en ellos.

Algunas preguntas no tienen respuesta. Este mundo esta lleno de maldad, violencia, injusticia y muchas veces todo parece un desastre.  ¿Cuantas cosas están sin resolver en la vida? Muchas y Jesús no las resolvió mientras estuvo en la tierra, ni siquiera hizo algo más con los que aún dudaban. Solo los abrazo, confío en ellos y; con todo y todo les entrego la empresa más ambiciosa de todos los tiempos: Hacer discípulos de Cristo de todas las naciones. Y esto se logro con gente que adoraba y con gente que dudaba.

Este es un llamado a comenzar a abrazar la vida como es, muchas veces no tendremos certezas, en demasiadas ocaciones estaremos titubeando, inciertos y con una doble postura por que simplemente lo que enfrentamos es demasiado. Pero ¡animo! esos momentos nos hacen realmente vivir y despertar a realidades que no hubiéramos visto antes.

Este es también un llamado a algunos a dejar de ser la policía espiritual de todos alrededor nuestro. Aquellos que se la pasan viendo que pone el otro en Facebook, ó juzgando a los que no son de nuestra iglesia ó a los que están en nuestras iglesias pero piensan diferente.

Tal vez tu eres de los que adoran, pero nunca olvides que nuestro Señor también tomo a los que dudaban para expandir su mensaje sobre la tierra. ¿No crees que al obedecer el encargo de Cristo pudo hacer RESUGIR la fe de estos hombres?

Por último; abraza tus preguntas, miedos e inseguridades como parte de un gran todo en la vida. En lugar de negar todo esto ó simplemente tratar de ignorarlo, preguntarte: ¿qué mensaje tiene para mi la forma en como me siento? ¿Cómo esto puede acercarme más a Jesús y a Dios y a mi próximo?

Bendiciones a los que adoran… y también a los que dudan

 

 

RESURGIR | Día 14 | Contempla

Dia 14

 

Miremos una vez más el momento que estremeció el universo. El viernes el mundo había dejado muy claro que el miedo, la violencia y el terror son armas que se usan contra los que piensan diferente. Someter o destruir son los criterios que este mundo usa para tratar aquellos que no aceptan el status quo. Jesucristo no fue la excepción.

El sábado era el día de la oscuridad en el corazón. El ambiente festivo y de victoria de una semana antes era solo un recuerdo doloroso. Las voces que habían gritado: ¡Hosanna al que viene en el nombre del Señor! ahora estaban calladas por el peso de una roca que sellaba la entrada de aquella tumba.

… Pero llego el domingo; 1 El primer día de la semana, muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que habían quitado la piedra que cubría la entrada. Así que fue corriendo a ver a Simón Pedro y al otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: —¡Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde lo han puesto! Pedro y el otro discípulo se dirigieron entonces al sepulcro. Ambos fueron corriendo, pero como el otro discípulo corría más aprisa que Pedro, llegó primero al sepulcro. Inclinándose, se asomó y vio allí las vendas, pero no entró.  Tras él llegó Simón Pedro, y entró en el sepulcro. Vio allí las vendasy el sudario que había cubierto la cabeza de Jesús, aunque el sudario no estaba con las vendas sino enrollado en un lugar aparte. En ese momento entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; y vio y creyó. Hasta entonces no habían entendido la Escritura, que dice que Jesús tenía que resucitar.  Juan 20:1-9 (NVI)

Cuando Pedro y Juan (que, la mayoría de los eruditos están de acuerdo, era “el otro discípulo”) escucharon el informe emocionado de María Magdalena, corrieron al sepulcro. Juan “…corría más aprisa que Pedro, llegó primero al sepulcro. Inclinándose, se asomó y vio allí las vendas, pero no entró.” (Juan 20: 4-5).

Juan miró a la tumba, pero no entró. La palabra griega usada aquí para “mirada” es blepo, “que denota sencilla vista” [Dr. Alvah Hovey, Un Comentario de Americano Sobre el NT, p. 396], a diferencia de una percepción más profunda de lo que se ve por los ojos. En otras palabras, los ojos de Juan vieron lo que estaba delante de él, pero él todavía no comprendió totalmente “cómo interpretar el fenómeno” [El Expositor Comentario de la Biblia, vol. 9, p. 189]. Pedro, por su parte, cuando llegó a la escena, se dirigió inmediatamente a la tumba, y “Vio allí las vendas y el sudario que había cubierto la cabeza de Jesús, aunque el sudario no estaba con las vendas sino enrollado en un lugar aparte.” (Juan 20: 6-7, NVI). Pedro “vio” – esta es la palabra griega theoreo, que significa “contemplar, contemplar, considerar, para ver con interés y atención, para llegar a un conocimiento de” [El Léxico Griego Analítico del Nuevo Testamento, p. 194]. Era una “mirada más cercana y cuidadosa, viva, e instructiva” que el de Juan [El Comentario del Púlpito, vol. 17, pt. 2, p. 465]. Juan echó un vistazo a la escena; Pedro se quedó mirándolo.  La inspección de Pedro de la tumba fue más minuciosa y exacta que la de Juan” [Dr. Hovey, p. 396].

El mensaje que rodea la resurrección nos anima a aprender de estas dos “miradas”.

Hagamos un breve ejercicio: Mira detenidamente las imágenes que aparecen en la parte de abajo, pero trata de mirarlas una por una como si estuvieran separadas. Y trata de contar la que esta pasando. Observadas una por una sin hacer trampa y trata de contarte la historia que las fotos nos relatan.

osopolar

Al ver la primera imagen ¿qué pensaste que estaba ocurriendo? y ¿al ver la segunda? ¿Fue la misma historia al mirar todas las imágenes juntas? ¿Verdad que no?

La primera imagen por lo regular da la sensación de una pelea, de un ataque; y esto siempre genera miedo, adrenalina, deseos de pelear o huir. ¿Pero qué sucede cuando miramos el resto de las imágenes? La historia es diferente; nos encontramos que en lugar de guerra lo que hay es amistad, diversión y gozo.

Vivimos tiempos de gran distracción. No es fácil encontrar personas que se miren a la cara mientras hablan sin que un celular, pantalla o cualquier otra cosa nos robe la atención. Y sumado a eso, vemos nuestra vida solo en pequeñas imágenes que solo nos generan ansiedad, dolor, desesperación y sentimientos de fracaso.

Pero podemos aprender de que el apóstol Pedro no solo se quedo en la entrada de la tumba sino que entro y “contemplo, considero lo que había adentro,  vio con interés y atención y eso le ayudo llegar a un conocimiento de que su maestro había resucitado.

Recordemos que después de que Jesús fue puesto en la tumba 62 …los jefes de los sacerdotes y los fariseos se presentaron ante Pilato. 63 —Señor —le dijeron—, nosotros recordamos que mientras ese engañador aún vivía, dijo: “A los tres días resucitaré.” 64 Por eso, ordene usted que se selle el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos, se roben el cuerpo y le digan al pueblo que ha resucitado. Ese último engaño sería peor que el primero. 65 —Llévense una guardia de soldados —les ordenó Pilato—, y vayan a asegurar el sepulcro lo mejor que puedan. 66 Así que ellos fueron, cerraron el sepulcro con una piedra, y lo sellaron; y dejaron puesta la guardia.  Mateo 27:62-66 (NVI)

Pero como sabemos el sello fue roto, la piedra removida y los guardias vencidos por el terror ante el milagro de la resurrección.

¿Por que dejo Jesús las vendas en el suelo y el sudario doblado en otra aparte?

De acuerdo con la costumbre de los entierros judíos, envolvieron el cuerpo de Jesús untado con las especias en largos lienzos de lino.” 

Juan 19: 40

“Esto era prueba de resurrección, porque si alguno lo hubiera trasladado no hubiera desnudado su cuerpo. Y si lo hubieran robado, los ladrones no hubiesen cuidado de quitarle y envolver el sudario poniéndolo en un sitio diferente del de los lienzos, sino que hubieran tomado el cuerpo como se encontraba. Ya había dicho San Juan que al sepultarle lo habían ungido con mirra, la cual pega los lienzos al cuerpo. Y no creas a los que dicen que fue robado, pues no sería tan insensato el ladrón que se ocupara tanto en algo tan inútil.” (S. Juan Crisóstomo, in Ioannem, hom. 84)

Entonces el discípulo que había llegado primero a la tumba también entró y vio y creyó,

Juan 20:8

Lo que Juan vio no podía tener otro significado que la resurrección de Jesús. De eso estaba convencido. El creyó. No vio a los ángeles y todavía no había visto a Jesús, pero el testimonio del sepulcro vacío y la presencia de los lienzos y el sudario era convincente. Un poco después Tomás dijo, “Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré” (20:25), pero aun antes de ver a Jesús Juan ya estaba convencido de la resurrección.

Te invito a mirar con atención a tu alrededor el día de hoy, es probable que encuentres muchas razones para creer. 

Te invito a contemplar. Contempla lo asombroso que es el día que tienes frente ti. Considera, no des por hecho las cosas, no pierdas tu capacidad de asombro, recuerda que solo aquellos que son como niños podrán entrar en el reino De Dios  Mira con interés y atención, Esto es clave, cuando estes en un lugar, cuando hables con alguien, pon todo tu interés, mira a los ojos, haz preguntas, se curioso, mira los detalles. Y la meta de todo esto es llegar a un conocimiento mas profundo de lo que estas contemplando. 

Esto ayudo a la fe de los discípulos, también puede ayudarte en tu búsqueda por resurgir.

El mensaje de la resurrección también puede sanar tu mirada y llenarte de fe.

Bendiciones.