Día 8. 3 Características de un amigo de Dios

Día 8. 3 Características de un amigo de Dios

3 Características de un amigo de Dios

 

¡Bienvenidos al día 8! Existen tres escrituras que en lo personal me llevan a ver que tipo de personas son aquellas que se convierten en amigos de Dios. Tres escrituras que reflejan tres características que anhelo tener en mi vida cada día.

 

  1. HONRA.

“…Yo, el Señor, Dios de Israel, lo afirmo. Yo honro a los que me honran…”

1 Samuel 2:30

¿Qué es honra?

En el hebreo la palabra honra es el verbo “kabôd”, que significa «honor; honra, gloria; gran cantidad; multitud; tener peso; riqueza; reputación [majestad]; esplendor».

En el griego, la palabra honra es el verbo “timao”, que significa

• Tener una actitud de honra hacia alguien;

• Tenerle una gran estima,

• Considerar algo o a alguien preciado, con gran valor.

¿Acaso estas no son características que existe dentro de una amistad? Estimación, aprecio, considerar a alguien de gran valor son aspectos importante dentro de una relación fuerte y profunda como lo es la amistad. ¡Esto es lo mismo que Dios hace con aquello que lo honran (lo estiman, lo aprecian, lo tienen en gran valor) a ÉL!

Podemos resumir que honrar es preferir. Cuando honramos a Dios, lo estamos prefiriendo a Él, sobre todo lo demás. Y de una manera hermosa y radical, Dios promete hacer lo mismo con nosotros: preferirnos por encima de mucha gente ¡Eso es amistad!

 

  1. OBEDIENCIA Y CONFIANZA

“Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.”, “…los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.”

Juan 15:14-15

Jesús dejo muy claro a sus apóstoles porque los llamaba AMIGOS. Una razón era por su obediencia y la otra porque en ellos había depositado su confianza para compartir con ellos el maravilloso y vital mensaje de Dios. En realidad no solo les compartió el mensaje sino que se los encargo. Esto es lo que hace un amigo con sus amigos. Puede confiar en ellos. Cuando mi esposa y yo hemos tenido que salir de viaje por algunos días y no es posible llevar con nosotros a nuestro pequeño hijo, inmediatamente se nos viene a la mente algunos rostros y nombres de personas de mucha confianza y sobre todo de amigos a lo que cuales podemos encargarles el cuidado de nuestro amado hijo.

Son estos amigos a los que podemos pedirles cosas muy especificas acerca del cuidado de nuestro hijo como qué puede comer, a qué hora ayudarlo a que duerma, etc., y que estamos seguros que nos “obedecerán”, ¿por qué son nuestros esclavos? No, simplemente ¡porque son nuestros amigos!

Así es con Dios, el llama amigos a aquellos que lo obedecen y que son dignos de confianza para poder darles encargos que no todo el mundo puede llevar acabo. No olvides, Dios no hace acepción de personas, el no escoge a sus amigos por títulos, o prestigio o talentos. Esto va mas allá de esto. Es tiene que ver con tu confiabilidad y el respeto que sintamos por Él como para poder ser capaces de obedecerle.

 

  1. CREER.

“…sin fe es imposible agradar a Dios…” Hebreos 11:6

El pecado es algo que la biblia deja muy claro que Dios aborrece. Pero hay algo más que Él no tolera, y eso es que “no tengamos fe en Él”. En pocas palabras que no confiemos en lo que Dios dice, promete o asegura.

Dios no es como un amigo terrenal que puede ver como una distracción cuando uno de sus amigos lo buscan. A Dios le agrada que lo busquemos, que recurramos a Él en cualquier momento. La biblia promete que Dios recompensa a los que lo buscan. O sea a Dios le encanta tanto que lo busquemos que Él mismo tiene regalos para aquellos que tanto creen en él y que piensan que vale tanto la pena como para dejar de hacer cualquier otra cosa en el día y darse el tiempo para llamarlo y platicar con Él.

Dios aprecia y ama aquellos que en lugar de correr a otro ser humano o hacia cualquier otro recurso material primero lo buscan a Él.

¿Acaso Dios no esta consciente de que no lo podemos ver? ¿De que a nuestra naturaleza humana le es complicado poder notarlo, escucharlo o hasta sentirlo? ¿Crees que Dios no sabe eso? Es por eso que aun más a Él le gusta premiar a aquellos locos y desadaptados llamados hombres y mujeres de fe que han preferido poner en Él su confianza antes que en medios humanos.

Como ves, no es algo de otro mundo ser un amigo de Dios. Hombres como Abraham, el rey David, el profeta Elías o Moisés. Tenían estas cualidades:

1.- Hombres que prefirieron Honrar a Dios por sobre cualquier otra cosa y que aún a pesar de sus debilidades y pecados, siempre Dios fue su mayor estima y valor.

 

2.- Hombres obedientes y confiables. La próxima vez que sientas que Dios no te bendice como lo hace con sus amigos, cuestiónate primero que tan obediente y confiable eres tú para con Él.

 

3.- Hombres de fe, que demostraron que para ellos Dios era y es absolutamente digno de confianza como lo puede ser el mejor de los amigos.

 

Con esto en mente, ahora la pregunta ya no es si ¿Podemos llegar a ser amigos de Dios? Sino más bien que si ¿tu quieres lo suficiente ser amigo de Él?

 

 

Día 7. ¿Dios tiene favoritos? Parte 2

Día 7. ¿Dios tiene favoritos? Parte 2

 

Favoritos parte 2

¿Dios tiene favoritos? Si la respuesta es no, entonces porque no todos Sus hijos cuentan con la clase de bendiciones y hasta del trato tan especial que solo unos pocos disfrutan.

Si la respuesta es si, entonces me pregunto ¿qué debo hacer con las escrituras que veíamos en el post anterior?: Hechos 10:34, Romanos 2:11, Gálatas 2:6, Efesios 6:9 Donde todas ellas declaran que Dios no hace acepción de personas ni trata con favoritismo.

Lo que concluyo es lo siguiente:

  1. En los temas de salvación del alma no hay favoritos. A todos se nos da la oportunidad de alcanzar la salvación. No es necesario ser parte de una raza o grupo en especial para obtener el mas grande regalo de Dios. (Hechos 10:34)
  2. Cuando llegue el momento Dios juzgara a cada ser humano con justicia y verdad, sin favoritismo. (Romanos 2:11)
  3. Para Dios no valen los títulos de liderazgo o autoridad, porque Él no juzga según las apariencias. Así que ningún titulo hace que alguien llegue a ser favorito de Dios. (Gálatas 2:11)
  4. No importa tu condición social ni económica. Nada de eso impacta a Dios. Hay quienes piensan que los pobres serán tratados con mas compasión solo porque sufrieron miserias en este mundo y que los ricos serán tratados con mas dureza por su riqueza. O por otro lado hay quienes declaran que la ricos tienen el favor de Dios y los pobres son pobres por que Dios no esta con ellos. Como sea, las dos cosas no reflejan la verdad del evangelio. Así que seas amo o esclavo Dios no hará diferencia o favoritismo por ninguna de estas cosas. (Efesios 6:9)

Pero la pregunta sigue en pie: fuera de los temas de la salvación del alma, el juicio venidero, la posición jerárquica o la situación social, entonces ¿qué hacemos con hombres como Abraham que fue llamado amigo de Dios y a pesar de sus obvias fallas de carácter logro contar con promesas extraordinarias, riqueza, prosperidad y lo más importante: dejar un legado eterno.

¿Qué hay de el rey David? Aquel hombre tan estimado por Dios que Él mismo dijo que David era conforme a Su corazón. ¿Aquél adultero, asesino, mal padre y vengativo hombre? Pues como lo oyes: “Un hombre conforme al corazón de Dios”. De ese tamaño era el amor y aprecio que Dios sentía por David.

¿Y que decir de Enoc que camino con Dios y fue librado de morir como todos los demás, ya que Dios se lo llevo? O el  profeta Elías que al igual que Enoc, no vio la muerte sino que una limusina muy especial un buen día paso por él para llevarlo directamente a la presencia de su Amigo. Junto con Elías no podemos olvidar a Moisés, el hombre que pudo discutir con Dios cara a cara. Ningún otro ser humano había estado tan cerca de Dios como lo estuvo Moisés, él hablaba con Dios de frente como con un amigo. Elías y Moisés son tan amigos de Dios que fueron ellos los encargados de animar a Jesús aquel día en el monte de la trasfiguración. Los que somos padres sabemos algo de esto. ¿A quien le encargarías la tarea de visitar y animar a tu propio hijo en momento de dificultad? ¿No crees que esta tarea es solo para amigos muy, muy cercanos y de toda tu confianza?

Faltaría tiempo y espacio para nombrar a tantos otros y otras que alcanzaron la enorme dicha de convertirse en amigos de Dios y por consiguiente contar con un favor especial.

Pero entonces ¿Dios tiene favoritos? De acuerdo a lo que descubro en la biblia puedo decir que NO, Dios no tiene favoritos o hace acepción de personas. Más bien, Dios tiene amigos.

Amigos con los cuales Dios mismo se da la libertad de ser esplendido, de darles favores y bendiciones que no cualquier humano alcanzara. Los amigos son aquellos seres que deseas tener cerca. Así mismo Dios tiene personas que Él quiere tener cerca de Él.

Dios busca a sus amigos, los levanta, los usa en misiones extraordinarias, los colma de regalos y honores fuera de serie. Y ¿Esto es así por qué son mejores que los demás? No.  Simplemente son Sus amigos. 

Esto me lleva a desear saber con todo mi corazón una sola cosa:  ¿cómo me convierto en un amigo de Dios?

Esto será el tema del siguiente post.

 

Abrazos desde Boston.

Día 6. ¿Dios tiene favoritos? 1ra Parte

Día 6. ¿Dios tiene favoritos? 1ra Parte

Favoritos

El día de ayer pudimos darnos cuenta que cuando una persona es amiga de Dios, Él le confía sus pensamientos y sus planes a sus amigos como lo hizo con Abraham. Pero entonces hoy me pregunto: ¿Dios tiene preferidos? ¿Existe favoritismo en el corazón de Dios?  Nadie puede negar que existen personas que cuentan con el favor de Dios de una manera obvia y singular que no se ve en todas los demás humanos. Pero entonces ¿eso significa que Dios tiene favoritos? Y esto fuera así ¿que hacemos con todas las escrituras que nos dicen que Dios no hace acepción de personas?

El apóstol Pedro declaro que en Dios no hay favoritismo cuando aprendió que la salvación no era exclusiva de los judíos.

Pedro tomó la palabra, y dijo:

—Ahora comprendo que en realidad para Dios no hay favoritismos,

Hechos 10:34 (NVI)

El apóstol Pablo llego a la misma conclusión mientras escribía a los discípulos de Jesús en Roma. En este caso Pablo esta refiriéndose a la forma que seremos juzgados por Dios: Con justicia, sin favoritismos.

porque no hay acepción de personas para con Dios.

Romanos 2:11 (RVR1960)

En otra ocasión mientras Pablo relata a los Gálatas el momento en que los apóstoles reconocieron al nuevo apóstol, Pablo deja claro que Dios no se deja llevar por las apariencias o posiciones de liderazgo o autoridad ni siquiera dentro de la iglesia.

Pero de los que tenían reputación de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no hace acepción de personas , a mí, pues, los de reputación nada nuevo me comunicaron.

Gálatas 2:6(RVR1960)

Y no podía faltar el comentario de Pablo en el tema tan espinoso como lo era el esclavismo. Para cualquiera que hubiera crecido como esclavo o como amo, hubiera sido muy fácil pensar que Dios si hace acepción de personas por la condición social en la que se encontraban.

Y ustedes, amos, correspondan a esta actitud de sus esclavos, dejando de amenazarlos. Recuerden que tanto ellos como ustedes tienen un mismo Amo en el cielo, y que con él no hay favoritismos.

Efesios 6:9 (NVI)

Al ver cada una de estas declaraciones donde la biblia nos asegura que Dios nos hace favoritismo por que el es justo. ¿Cómo entonces podemos explicar todos los relatos bíblicos donde vemos a un cierto numero de personas que parecen contar con un especial favor de Dios?

¿Por qué parece que no todos podemos alcanzar el tipo de bendiciones que solo algunos hombres y mujeres recibieron?

¿Cuál es la diferencia entre ellos y todos los demás hijos de Dios?

Día 5. Los amigos saben escucharse

Día 5. Los amigos saben escucharse

Escucharse

 

Saber escuchar es el fundamento y sustento de toda relación efectiva. Para que exista amistad, necesita existir conectividad a un nivel profundo y real. La escucha es algo activo y no pasivo como muchos creen que con solo sentarse y oír algo entonces piensan que ya están escuchando. Escuchar de verdad implica tener todos los sentidos puestos en la otra persona.

La escucha valida el hablar. Solo cuando podemos responder de forma real y concreta a las necesidades, dudas o intereses de la personas que hablan con nosotros es cuando podemos decir que realmente la escuchamos.

Cuando escuchamos de verdad no solo escuchamos sonidos, sino que escuchamos las inquietudes y aun las cosas que no se alcanzan a decir con palabras.

Una de las cosas que más trato con las personas que me buscan como coach de vida es ayudarles a desarrollar una escucha efectiva y entonces lo primero a lo que debemos poner a tención es a las tres claves para tener una excelente escucha:

  1. Dejar lo que estoy haciendo.
  2. Bajar el volumen a mi conversación privada.
  3. Sincronizar mi conversación privada con lo que esta  diciendo la persona.

Lo que más me sorprende es que exactamente esto es lo que nuestro Dios hace con nosotros y sobre todo con aquellos que son sus amigos. La relación de Dios y Abraham sigue siendo de inspiración para mi al seguir entendiendo como mi relación con Él puede llegar a ser.

22…pero Abraham se quedó de pie frente al Señor. 23 Entonces se acercó al Señor y le dijo:

—¿De veras vas a exterminar al justo junto con el malvado? 24 Quizá haya cincuenta justos en la ciudad. ¿Exterminarás a todos, y no perdonarás a ese lugar por amor a los cincuenta justos que allí hay? 25 ¡Lejos de ti el hacer tal cosa! ¿Matar al justo junto con el malvado, y que ambos sean tratados de la misma manera? ¡Jamás hagas tal cosa! Tú, que eres el Juez de toda la tierra, ¿no harás justicia?”

Génesis 18:22-25

 

En esta parte la palabra de Dios esta relatando el momento donde Dios esta apunto de castigar a las ciudades de Sodoma y Gomorra por la gran cantidad de pecado en ellas. Como vivimos en el pasado post Dios decide confiarle a su amigos Abraham su plan y ahora podemos ver como Abraham no pierde el tiempo para expresarle una petición.

Es muy común aprender a someternos a lo que llamamos: los planes de Dios. Es fácil para muchos solo decir: “Que se haga lo que Dios quiera”. Aun que en lo profundo realmente no estemos de acuerdo. Y después tenemos a personas enojadas y frustradas por que se hizo “la voluntad de Dios”.

Un amigo de Dios no es así. Un amigo de Dios siente la completa libertad de “pararse frente al Señor” y cuestionar sus planes.

¿Cuántas veces realmente entendemos los planes de Dios? ¿Cuántas veces estamos en serio convencidos de que Sus ideas son las mejores? O ¿cuántas veces soólo es el conformismo y la indiferencia la que dirigen nuestro actuar?

Abraham cuestiono a Dios por sus planes de destruir aquellas ciudades, sin duda por que su sobrino Lot vivía allí.

Pero es aquí donde la amistad de Dios con Abraham es la que mas brilla y sobre todo cuando nos enfocamos en la manera que Dios estuvo dispuesto a escuchar a su amigo Abraham.

Veamos algunos detalles de la platica:

—¿De veras vas a exterminar al justo junto con el malvado?

  • ¿Cómo interpretarías esta parte? ¿No suena como “Dios tu plan suena injusto y mal planeado”?

24 Quizá haya cincuenta justos en la ciudad. ¿Exterminarás a todos, y no perdonarás a ese lugar por amor a los cincuenta justos que allí hay?

  • Esto era como si Abraham dijera: Oye Dios, y que tal si no buscaste bien en la ciudad y terminas destruyendo gente buena con la mala. ¿En serio Abraham? Dios el creador del universo, el que todo lo ve y todo lo sabe no se habrá dado cuenta mucho antes de ese “pequeño detalle”.

Al final Abraham usa todas nuestras tácticas para convencer a alguien: aludir a su orgullo personal y hacerle ver que su plan puede afectar su reputación:  ¡Lejos de ti el hacer tal cosa! ¿Matar al justo junto con el malvado, y que ambos sean tratados de la misma manera? ¡Jamás hagas tal cosa! Tú, que eres el Juez de toda la tierra, ¿no harás justicia?”

  • Por otro lado ¿Cuándo Abraham le pidió a Dios salvar a Lot?  Nunca pidió lo que tal vez realmente quería pedir. De esta manera vemos como Abraham trata de “negociar” con Dios por la salvación de aquellos pueblos.

Enseñanza vital de hoy:

Esta conversación entre dos amigos nos muestra algunas verdades deslumbrantes con respecto de cómo es Dios con sus amigos:

1.- Un amigo no tiene miedo de cuestionar las ideas o planes de sus amigos.

2.- Un amigo no descartara los pensamientos y dudas de sus amigos como algo sin valor.

3.- Un amigo escucha las peticiones mas profundas de sus amigos aun cuando ellos ni siquiera las hallan dicho. Al final Dios mismo envía ángeles para salvar a Lot y a su familia ya que eso era la preocupación mas importante de Abraham, aunque él nunca la expreso con claridad.

Un amigo cumple con las tres claves para tener una excelente escucha:

  1. Dejar lo que estoy haciendo. Dios dejo todo de hacer cualquier otra cosa en el universo para poder prestarle atención a su amigo Abraham. Nada era mas importante en ese momento que estar con él y prestarle atención a sus palabras aunque ellas no fueran: “Hágase tu voluntad”.
  2. Bajar el volumen a mi conversación privada. Dios no actuó como muchos de nosotros lo hacemos cuando aparentemente escuchamos a alguien. Muchos de nosotros ya tenemos la respuesta lista a lo que otra persona nos dice aun mucho antes de que la otra persona termine de hablar. Dios no actuó así. El Señor pudo simplemente haber echo sentir su autoridad e incuestionable sabiduría a Abraham, pero no lo hizo. Eso no se lo haces a un amigo. A un amigo lo que escuchas ¿y sabes que más? ¡Quieres escucharlo!
  3. Sincronizar mi conversación privada con lo que esta  diciendo la persona. Es sorprendente ver como la escritura nos deja ver que Dios estaba 100% conectado con Abraham en esta platica.

Tip´s prácticos:

  • Busca un momento para ir con Dios he intenta ser completamente abierto con respecto a tus dudas, miedos y quejas. Dios sabe escuchar.
  • Estudia la vida de Abraham para mirar de cerca porque él llego a ganar el titulo de amigo de Dios. Recuerda que la amistad va en dos vías. Aunque en esta serie queremos descubrir mas de las cualidades de Dios como amigo, no debemos dejar de darnos cuenta que hombres como Abraham también tuvieron la capacidad de escuchar la voz de Dios y actuar como verdaderos amigos de Él.
Día 4. Los amigos confían uno en el otro

Día 4. Los amigos confían uno en el otro

Los amigos confían uno en el otro

Así se cumplió la Escritura que dice: «Le creyó Abraham a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia», y fue llamado amigo de Dios.

Santiago 2:23 (NVI)

Uno de los amigos por excelencia de Dios fue Abraham. ¿Qué tenia de especial este hombre que la biblia le da el titulo de “amigo de Dios”?  Al leer detenidamente la vida de Abraham y como fue la relación de Dios con él, podemos encontrar muchísimas lecciones de una gran amistad. El día de hoy solo me enfocare en la confianza que se tenían uno en el otro y cómo eso generó el libro más importante de todos los tiempos, dejará constancia de que Dios sí tiene amigos y Abraham era uno de ellos.

Es fácil pensar, ¡wow! ¡qué privilegio  ser amigo de Dios! Pero la mayoría no esta dispuesto a hacer lo que hizo Abraham: fue confiar plenamente en los planes de Dios. Desde el inicio de su relación existió la confianza. Miremos el momento donde todo inició:

El Señor le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré.  Génesis 12:1

Y ¿Cual fue la respuesta de Abraham?

Abram partió, tal como el Señor se lo había ordenado, y Lot se fue con él. Abram tenía setenta y cinco años cuando salió de Jarán. Génesis 12:4

La biblia nos relata que esta fue la conducta de Abraham ante las peticiones de Dios: Confianza que produce obediencia.

Aun muchos después cuando el Señor le pidió a Abraham que sacrificara su único hijo, no vemos por ningún lado a Abraham quejándose, renegando o huyendo de Dios para no obedecerlo. ¡Abraham confiaba en Su amigo!

Un verdadero amigo nunca querrá nuestro mal. Dios nos asegura que sus planes son de bienestar y no de calamidad (Jeremías 29:11)

Por otro lado, siempre es fácil pensar en que como seres humanos debemos confiar en Dios, porque Él es bueno y Él lo merece, pero ¿cómo es Dios con Abraham en el mismo tema? En Génesis 18:17, encontramos la respuesta:

Pero el Señor estaba pensando: «¿Le ocultaré a Abraham lo que estoy por hacer?

¿No podría haber Dios tomado Su propia decisión y solamente hacer y aun así ser digno de confianza y adoración? Claro que si.

¿Dios necesita hacerle saber al ser humano sus planes para llevarlos acabo? Por supuesto que no.

Entonces ¿por qué Dios se preocupa de platicarle a Abraham uno de sus planes antes de llevarlos acabo? Simplemente por que es Su amigo.

Sólo a un amigo o alguien que es importante para ti sientes el deseo de platicarle tus planes, proyectos e ideas más importantes.

Ser amigo de Dios siempre sonara atractivo, pero siempre necesito preguntarme: ¿Estoy dispuesto pagar el precio de ese tipo de amistad? Jesús o dejo muy claro cuando le dijo a sus discípulos:  “Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando”. Juan 15:14

Obediencia es el fruto más visible de la confianza en Dios.

Haciendo cuentas de lo que me ha costado poner mi confianza es Dios estos son algunos números:

  • Cerca de 20 mudanzas de casa desde que decidí convertirme en un seguidor de Jesús. Cada uno de esas mudanzas han sido para seguir siendo parte del avance del evangelio, algunas veces a otras ciudades y esta última vez para cambiar de país.
  • Dejé mi carrera como abogado.
  • En 2 ocasiones dejar a mi familia y amigos por varios años para ir a otras ciudades y plantar iglesias.
  • En dos 2 ocasiones deje de trabajar como ministro para volver a comenzar mi vida sin casi ningún conocimiento de trabajo secular.
  • Convertirme en escritor y viajar a lugares y países que jamás creí conocer.
  • Nuevos amigos en diferentes partes del mundo.
  • Servir y trabajar en uno de los lugares mas maravillosos del mundo.
  • Haber encontrado al amor de vida: Mi esposa.
  • Recibir uno de los regalos más maravillosos de Dios: Mi hijo.
  • Tener una certificación en coaching que me ayudo a reinventarme en un año desafiante.
  • Tener una familia de mas de 400 personas de mas de 35 países de latino américa en el maravilloso ministerio hispano de Boston donde ahora sirvo como ministro.
  • ¡La verdad son incontables las bendiciones que he recibido por haber decidió confiar en Dios!

Ahora más que nunca no solo quiero decir que soy amigo de Dios, pero lo que más deseo es que Dios me considere su amigo.

Enseñanza de hoy:

  • En la amistad la confianza es dos vías. No solo nosotros confiamos en Dios, el también lo hace con nosotros.
  • A Dios también le gusta confiar y contarle sus planes a sus amigos.
  • El titulo por el que mas deseo llegar a ser conocido cuando yo muera es: Alberto fue Amigo de Dios.
Día 3. Los amigos tienen desacuerdos

Día 3. Los amigos tienen desacuerdos

Los amigos tienen desacuerdos

En esta serie devocional estamos tras la pista de los amigos de Dios. ¿Cómo es ser un amigo de Dios? ¿Cómo es Dios con sus amigos? ¿Es posible llegar a ser amigo de Dios? Son algunas de las preguntas que mi alma anhela tener claro cada día de mi vida. Esta es la razón de esta serie basada en mi desafío personal que titule  #RenovationProject2014.

El día de hoy hablaremos del profeta Jonás.

1 La palabra del Señor vino a Jonás hijo de Amitay: 2 «Anda, ve a la gran ciudad de Nínive y proclama contra ella que su maldad ha llegado hasta mi presencia.»

3 Jonás se fue, pero en dirección a Tarsis, para huir del Señor. Bajó a Jope, donde encontró un barco que zarpaba rumbo a Tarsis. Pagó su pasaje y se embarcó con los que iban a esa ciudad, huyendo así del Señor.

Jonás 1  (NVI)

Pocas historias de la biblia me desconciertan como esta lo hace. Un hombre recibe una orden del especifica del Señor, pero este hombre hace todo lo contrario a lo que se le pidió. Además lo hace con toda intención.

Es obvio que Jonás no estaba de acuerdo con el plan de Dios. Jonás no tomo aquel barco porque tenia miedo, como es el caso de muchos hombres que Dios llamo en la biblia para darles una misión. Al contrario Jonás sabia que los planes de Dios tendrían éxito, como él mismo se lo dice a Dios: —¡Oh Señor! ¿No era esto lo que yo decía cuando todavía estaba en mi tierra? Por eso me anticipé a huir a Tarsis, pues bien sabía que tú eres un Dios bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, que cambias de parecer y no destruyes. 3 Así que ahora, Señor, te suplico que me quites la vida. ¡Prefiero morir que seguir viviendo! (Jonás 4:1-3)

¿Qué era lo que a Jonás lo tenía tan mal? El verso 10 del capitulo 3 nos lo hace saber:  Al ver Dios lo que hicieron, es decir, que se habían convertido de su mal camino, cambió de parecer y no llevó a cabo la destrucción que les había anunciado.

¡El profeta de Dios estaba indignado, enojado y molesto con Dios por haber perdonado a los ninivitas! ¿No te parece ridículo? Pero bueno ese no es el punto. El caso es que Jonás no estaba de acuerdo con el plan de Dios, no importa que fuera un plan de salvación de toda una generación de personas de este pueblo. El punto era: No estoy de acuerdo. Si estudiamos más la historia de Nínive e Israel podremos darnos cuenta que había muchas razones por las que Jonás hubiera preferido la destrucción de aquella ciudad. El probable que en este momento de la historia Jonás prefería a un Dios justo y castigador que a uno amoroso y perdonador.

Jonás sabia que si obedecía al Señor, lo ninivitas tendrían la oportunidad de arrepentirse y salvarse. Pero los antiguos problemas entre los dos pueblos y la gran maldad de los ninivitas hacían que Jonás prefiriera la aniquilación de esa gente en lugar de su salvación.

Como haya sido, no podemos dejar pasar varios puntos relevantes:

1.- Jonás hablaba con Dios tanto que reconocía Su voz

2.- Jonás conocía profundamente a Su amigo, a tal grado que sabia como actuaria.

3.- Dios busca a Jonás. Dios pudo simplemente usar a otra persona que si quisiera hacer Su voluntad. Alguien más dispuesto, mas compasivo, mas obediente y no ese Jonás rebelde y cabeza dura. Pero así no son los amigos. Yo he tenido enojos y diferencias fuertes con mis amigos pero al final no puedo dejar de buscarlos y desear estar en armonía con ellos. ¿Por qué? Por que me importan, porque son Mis amigos. Es obvio que a Dios le importaba usar a Jonás, le importaba tanto que tomo control del clima, envió una enorme ballena, solo para convencer a su amigo.

4.- Jonás siente la libertad de expresarle a Dios su inconformidad y enojo.  Muchas personas que se dicen amigos tienen mucho miedo de hablar de sus desacuerdos porque piensan que si lo hacen perderán a su amigo o su amigo ya no los va a mar más. Pero al final eso no es una verdadera amistad. Dios que nos creo lo sabe bien y esto me abre lo ojos de que mi Dios no desea de mi que le diga “lo correcto” sin que deberás sea eso lo que siento o pienso. Al final estoy convencido que Dios es digno de respeto, honor y obediencia. Pero es emocionante darme cuenta que hubo hombres que fueron más que siervos ¡fueron Sus amigos!

5.- Dios no solo escucha las quejas de Jonás si no que se interesa en seguir hablando del tema:  —¿Tienes razón de enfurecerte tanto? —le respondió el Señor. (Jonás 4:4) Y aun más que eso, Dios usa de ejemplo una planta para ayudar a su amigo Jonás a darse cuenta de su error en su manera de pensar. Y después de usar aquel ejemplo Dios le sigue hablando, en los versos 10 y 11:  El Señor le dijo:

—Tú te compadeces de una planta que, sin ningún esfuerzo de tu parte, creció en una noche y en la otra pereció. 11 Y de Nínive, una gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no distinguen su derecha de su izquierda, y tanto ganado, ¿no habría yo de compadecerme?

¡Wow! La actitud de Jonás era para haberle dado una buena reprendida y asta haberlo castigado por su orgullo y falta de compasión. Pero parece que Dios lo entiende, se pone en su lugar y le ayuda a que vea porque tomo la decisión que Él tomo. Esto me deja sin palabras. Dios es así con sus amigos. Les deja saber sus planes, no solo ordena sino que también convence y usa muchas cosas para lograr que entendamos su voluntad.

Es fácil no estar de acuerdo con Dios, mucha gente lo esta, pero lo que hace toda la diferencia es que no todos son Sus amigos. Si Dios no es mi amigo es probable que solo me aleje de él y así se quede. Pero si soy su amigo, es seguro que donde yo me esconda, Él moverá cielo, mar y tierra en mi búsqueda. Si soy su amigo se que no tengo que tener miedo de no estar de acuerdo con Él. Mi amigo buscara maneras de convencerme y les aseguro que Mi amigo es muy convincente.

¿Quién no quiere ser amigo de alguien así?

Día 2.- Los amigos caminan juntos

Día 2.- Los amigos caminan juntos

Los amigos caminan juntos

 

Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque lo llevó Dios.

Génesis 5.24 (RVR95)

-¡Es que siempre que caminamos, él va delante de mí y a veces no me espera ni me da la mano! Era la amarga queja que hacia una esposa hablando de su esposo en una reunión de matrimonios. Aunque este comentario a simple vista pudiera ser insignificante para algunas personas, tiene una enseñanza muy profunda.

Para que la llama del amor pueda permanecer ardiente dentro del matrimonio se necesita intimidad, amistad, comunicación y compañía. Estos son aspectos de una relación que no se pueden comprar o exigir. Se necesitan experimentar cada día. No pueden esperar una fecha especial o un momento determinado. En una relación donde hay amor no necesitas que tu pareja sea tu guardaespaldas, o sea que camine detrás de ti; pero tampoco deseas que camine delate de ti como si solo fuera un guía turístico. Lo que queremos es que la persona que es objeto de nuestro amor camine a nuestro lado; que camine con nosotros. Eso nos da confianza, seguridad y protección. Además de que siempre tendremos cerca un hombro donde llorar, una mano que sostener cuando resbalamos por el camino y un corazón al que podemos sentir latir junto al nuestro. Lo mismo sucede en nuestro caminar con Dios.

 

Enoc “camino con Dios”

¿Qué significa esta afirmación tan sencilla y poderosa de la biblia? Cuando era un recién convertido, y escuchaba la frase “caminar con Dios”, inmediatamente pensaba en orar y leer mi biblia cada día y que eso era todo. ¿Esto es así? ¿Sera que una relación con Dios solo se limite a practicar estas dos cosas? Pero al leer otras versiones de la biblia para profundizar, me ayudaron a comprender mejor esta escritura.

Como obedecía a Dios en todo, ya no volvió a saberse de él porque Dios se lo llevó. Así que Henoc vivió trescientos sesenta y cinco años.

Génesis 5.24 (TLA)

“Como Henoc vivió de acuerdo con la voluntad de Dios, un día desapareció porque Dios se lo llevó.”

(Génesis 5.24, DHH)

“Obedecía a Dios en todo” y “vivió de acuerdo a la voluntad de Dios”, son dos de las maneras que el texto bíblico traduce: “Henoc camino con Dios”. El termino obediencia indica el proceso que conduce de escuchar atentamente a la acción.  Esto era lo que cada día Enoc hacia: convivía con Dios, platicaba con Él y cuando Dios le hablaba, Enoc escuchaba atentamente para después hacer todo lo que el Señor le había pedido.

Obedecer también implica la subordinación de nuestra voluntad a una autoridad. Hay muchísimas personas que la palabra subordinación les parece una ofensa o la entienden como algo negativo y que atenta contra su “libertad personal”. Pero esto es más fácil de entender y por consiguiente de vivir cuando nos damos cuenta que la subordinación es simplemente una relación entre dos personas, solo que una de ellas tiene mayor jerarquía y autoridad que la otra.

 

Solo un verdadero amigo de Dios puede entender esto sin ningún problema. Únicamente alguien que ha disfrutado de las bendiciones de la obediencia puede declarar abiertamente que está animado y alegre y que al mismo tiempo a subordinado todo su ser al creador del universo. Para lograr ser obediente de verdad es necesario someter y sujetar desde nuestros pensamientos más profundos hasta los sentimientos más fuertes a la voluntad de Dios que está en su Palabra.

Otro hombre que camino con Dios fue el apóstol Pablo, en sus propias palabras podemos darnos cuenta de sus convicciones acerca de este tema:

“Todo pensamiento humano lo sometemos a Cristo, para que lo obedezca a él,”

(2 Corintios 10.5, DHH)

En una ocasión a un cierto conductor con tendencia a la depresión y a los pensamientos negativos se le pincho una llanta de su automóvil en la carretera. Buscó en el maletero el gato para alzar el auto y, al no encontrarlo, miró a su alrededor y descubrió como a medio kilometro una casa de campo. Pensó: “Me acercare y pediré prestado un gato para poder cambiar la llanta.” A medida que se acercaba a la casa, por varias razones, se sentía cada vez peor. Primera, por no tener un gato; segunda, por tener que depender de la ayuda de otro. La estar cerca empezó a temer que le dirían que no y se enojó por la expectativa del rechazo.  A medida que se enojaba cada vez más por causa de sus necesidades insatisfechas de dependencia de otros, empezó a proyectar sobre el granjero la ira que sentía contra sí mismo por necesitar el gato y contra otros por haberle desilusionado. Cuando al fin llamó a la puerta de la casa y el granjero le abrió, el deprimido y negativo viajero gritó: “!Quédese con su gato!” Eso probablemente garantizaba que no recibiría ayuda, de manera que regresó por donde había venido, convencido de que no podía confiar ni depender de la gente.

¿Por qué es importante someter nuestros pensamientos a nuestro Señor? Porque de ellos depende la mayoría de las veces nuestro éxito o fracaso en la vida cristiana. Nuestras ideas y expectativas determinan los resultados de nuestra fe. Es impresionante la cantidad de personas que viven fracasadas, mediocres, negativas y depresivas; y todo comienza en la mente.

 

Un camino, un destino.

“Por su fe, Henoc fue llevado en vida para que no muriera, y ya no lo encontraron, porque Dios se lo había llevado. Y la Escritura dice que, antes de ser llevado, Henoc había agradado a Dios. Pero no es posible agradar a Dios sin tener fe, porque para acercarse a Dios, uno tiene que creer que existe y que recompensa a los que lo buscan.”

(Hebreos 11.5-6, DHH)

Caminar con Dios implica varias cosas.

  1. Dios camina. No es estático. Es dinámico. Participa activamente en la vida de su creación.

Una verdadera amistad, siempre será una que evoluciona a pesar del tiempo y la distancia.

  1. Presupone la existencia de un camino, un sendero.

“El Señor dice: “Mis ojos están puestos en ti. Yo te daré instrucciones, te daré consejos, te enseñaré el camino que debes seguir.”

(Salmos 32.8, DHH)

¿Cuál ese camino por el que Dios quiere que andemos?

“Que los sabios y prudentes entiendan este mensaje: Los caminos del Señor son rectos, y los justos los siguen; pero los malvados tropiezan en ellos.”

(Oseas 14.9, DHH)

Caminar con Dios implica mantener un estilo de vida recto y santo. Es por eso que la biblia recalca que Henoc había agradado a Dios. Y ¿cómo lo agrado? Llevando una vida santa, obediente y llena de fe. Dios es santo y Él no puede negarse a sí mismo, ni siquiera por amor a nosotros Él no puede eludir sus atributos ni su carácter. Para eso mando a Jesús a morir para lavar nuestros pecados en su sangre y de esta manera poder tener acceso a una relación con nuestro Padre celestial. Dios ya hizo todo lo que podía hacer para acercarnos a su corazón ¿Tú estás haciendo todo lo que puedes hacer para caminar con Él cada día hasta el final?

¿Qué debo hacer si no soy un cristiano y reconozco que no tengo una vida recta delante de Dios pero quiero caminar con Él?

“Que el malvado deje su camino, que el perverso deje sus ideas; vuélvanse al Señor, y él tendrá compasión de ustedes; vuélvanse a nuestro Dios, que es generoso para perdonar.”

(Isaías 55.7, DHH)

¿No te agradaría convertirte en amigo de Dios en lugar de estar contra él?

  1. Todo camino tiene un destino, un lugar donde llegar.

Si alguna vez te has preguntado ¿Por qué debo mantenerme fiel caminado con Dios todos los días? Esta es la respuesta:

“el que me ofrece su gratitud, me honra. ¡Yo salvo al que permanece en mi camino!””

(Salmos 50.23, DHH)

La salvación es el medio que Dios nos ha dado para poder estar con Él en la eternidad. C. S. Lewis hace un comentario al respecto de la importancia de pensar en el final del camino, cuando escribió: “Cuando leemos la historia descubrimos que los cristianos que hicieron más por este mundo fueron precisamente aquellos que pensaron más en el venidero. Pero después de que los cristianos empezaron a pensar menos en el otro mundo han cesado de ser tan efectivos en éste.”

En 1678 Juan Bunyan, escribió uno de las obras literarias más importantes de todos los tiempos (probablemente el libro más leído en lengua inglesa) “El progreso del peregrino”, en ella se relata de una manera sencilla y al mismo tiempo contundente y profunda el caminar de todo cristiano desde que decide seguir a Cristo hasta que llega a la meta de su fe: El cielo.

El siguiente párrafo es un fragmento de dicha obra y muestra que cuando nuestra mirada esta puesta en el final del camino, no solo podemos superar cualquier obstáculo para permanecer en él y llegar a la meta, sino que también ese camino y esa meta puede inspirarnos de tal manera como para crear obras maravillosas en este mundo.

“Cuando se iban acercando a la puerta, he aquí que una multitud de las huestes celestiales salieron a su encuentro, preguntando: —¿Quiénes son éstos y de dónde han venido.—Estos son—dijeron los Resplandecientes—, éstos son hombres que han amado a nuestro Señor cuando estaban en el mundo y que lo han dejado todo por su santo nombre; El nos ha enviado para traerlos aquí, y los hemos acompañado hasta este punto en su deseado viaje, para que entren y contemplen a su Redentor cara a cara con gran gozo—. Entonces las huestes celestiales dieron un grito de júbilo, y dijeron: —Bienaventurados los que son llamados a la cena del Cordero. Al oír esto los músicos del Rey rompieron con sus instrumentos en dulces melodías, que hacían resonar a los mismos cielos, y con voces y ademanes de júbilo, cantando y tocando sus trompetas, saludaban una y mil veces a los que venían del mundo. Unos se pusieron a la derecha, otros a la izquierda, delante y detrás, como para acompañarlos y escoltarlos por las regiones superiores, llenando los espacios con sonidos melodiosos en tonos altos, de manera que parecía que el mismo cielo había salido para recibirlos.

Era la marcha triunfal más hermosa que se pudo ver jamás.”

No hay nada mejor que caminar con Dios. ¡Disfrútalo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Re-afirmate

Re-afirmate

Re-afirmate

Es alarmante el numero de creyentes dentro de nuestras iglesias que pareciera que están acostumbrados a reaccionar de dos maneras en sus vidas: Estallar de ira cuando algo no sale como ellos quieren o vivir paralizados sin la capacidad de tomar decisiones que los lleven a crecer en su fe y en las demás áreas de sus vidas.

Bienvenido a la semana 4 de nuestro #RenovationProject2014. ¿cómo han sido estas primeras semanas en tu renovación personal? No olvides pasar a compartir ya sea por Facebook o en este mismo espacio. Mil gracias por ser parte de este desafío.

Sin lugar a dudas la falta de renovación, el cansancio y la inmadurez emocional es una realidad que se encuentra en la sociedad y con consecuencias lamentables en las familias, iglesias  y centros de trabajo, pero ¿como cristiano necesito seguir cargando con esto en mi vida?

Muchas personas me preguntan constantemente como poder cambiar la cultura de su iglesia o de su organización. No son fáciles las respuestas, ni puedo decir que soy un experto en el tema pero si puedo decir con convicción que cuando logras cambiar tú, entonces automáticamente cambia también tu entorno, tus posibilidades y puertas que ni siquiera te imaginabas se abren ante tus ojos.

Lo que quiero tratar en este post es este profundo sentimiento de “ahogo” o de “asfixia” espiritual y emocional que nos impide renovarnos a la imagen de nuestro Señor.

El apóstol Pablo afirma lo siguiente: “Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día”.   2 Corintios 4:16  (NVI)

Yo me pregunto ¿Renovación?, ¿Seguro Pablo? Y ¿entonces porque tenemos tantas personas en nuestras congregaciones que lucen mas como gente desgastada que radiante?

Seguramente existen muchas respuesta al respecto, pero una de las que he encontrado mas regularmente es la falta de re-afirmación en la vida de aquellos que se sienten ahogados por las situaciones dentro o fuera de si mismos. Pero que significa esto? Sencillo, afirmarse es expresar con claridad la propia necesidad o punto de vista.

¿Cuántas veces haz visto a una persona explotar de enojo? Son aquellos que alzan la voz, que lastiman verbal o físicamente a otros por no poder controlar su temperamento. Y que al final de la explosión solo queda un sabor amargo de culpa y confusión de haber hecho algo que seguramente habían prometido no hacer nunca más.

Pero del otro lado tenemos a aquellos que el enojo o el miedo literalmente los paraliza.  Son personas que no alcanzar a expresar sus verdaderas necesidades, no encuentran las palabras para hablar de sus opiniones personales, emociones, desacuerdos o puntos de vista. Son aquellos que aunque no están de acuerdo con alguna situación en la organización terminan diciendo que si a todo. Son los que salen de una reunión en la que mostraron su acuerdo con su jefe de trabajo, amigos de la escuela o lideres de su congregación, para después expresar con otras personas sus quejas amargas y su desacuerdo. Pero la pregunta es ¿por qué no expresaste lo que sentías con la persona cuando la tenías frente a ti? Vivir paralizado es tan terrible como aquellos que explotan de enojo. Estos últimos no alcanzan a controlarse y lastiman su entorno, los primeros son controlados por sus emociones y se lastiman a si mismos guardándose todo y convirtiéndose en bombas de tiempo.

Enojo

De cualquier lado en que te encuentres siempre será como vivir ahogándote constantemente, muriendo lentamente y solo saliendo a respirar por momentos para volver a hundirte en tu enojo, desilusión, amargura, tristeza o miedo.

Es seguro que si te identificas con algunas de estas dos reacciones es porque falta en tu vida re-afirmación o auto-afirmación como muchos le llaman. ¿por qué estoy tan seguro de esto? Por que yo lo viví en carne viva.

Con mas de 15 años como cristiano y aún siendo un ministro por casi una década sabia que algo no estaba bien dentro de mi, cuando por miedo a ser juzgado como rebelde, amargado o criticón terminaba por no expresar mis opiniones acerca de las cosas que veía incorrectas en otras personas y sobre todo cuando se trataba de otros lideres. Muchas veces cuando trataba de expresar mis opiniones terminaba enredando mis ideas, no me expresaba con claridad o mis emociones me dominaban de tal manera que mi conversación era fácilmente descartada como puramente emocional, inmadura o reaccionaria. Al final esa manera mía de comunicarme no me permitía que mis necesidades fueran cubiertas porque no pedía ni expresaba lo que realmente quería decir.

No afirmaba mis pensamientos ni mis emociones.

Al no afirmarme a mi mismo, obviamente terminaba afirmando algo más y regularmente era exactamente eran las cosas que me lastimaban. Por ejemplo: Muchos de los comentario que recibo a través de este blog son aquellos que preguntan como tratar con un liderazgo insensible o autoritario. Con jefes de trabajo que parece que solo saben humillar y desprestigiar o con cualquier persona que su trato es degradante hacia nosotros. Bueno, cuando estamos frente a estas personas y solos nos peleamos con ellas o por otro lado, solo nos quedamos callados aparentando darle la razón a la otra parte, entonces solo afirmamos ese tipo de conducta permitiendo que se siga permitiendo y hasta reproduciendo. Pero la meta de esta carrera llamada madurez no esto. La verdadera meta es aprender a afirmar lo que ya somos como seres humanos y sobre todo como hijos de Dios.

Es muy clara la biblia cuando  afirma que “…el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad, 23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.” Gálatas 5:22-23 (NVI)

Estas son las cosas que debemos afirmar en nuestras vidas. Pero hablando de nuestra humanidad también la biblia nos ofrece claros ejemplos de esto:

Jesucristo, pidió lo que pensaba y sentía sin miedo a ir en contra del eterno plan de salvación y sin temor a ser reprendido por decir una cosa tan humana como pedir no sufrir: “ Jesús se alejó un poco de ellos, se arrodilló hasta tocar el suelo con la frente, y oró a Dios: «Padre, ¡cómo deseo que me libres de este sufrimiento!” (Mateo 26:39)

Esto era lo que sentía Elihú después de escuchar la conversación de Job y sus amigos.

18 Palabras no me faltan;
el espíritu que hay en mí me obliga a hablar.
19 Estoy como vino embotellado,
como vino en odre nuevo a punto de estallar.

Job 32:18-19 (NVI)

El amigo mas joven de Job no se quedo callado cuando sintió que era hora de hablar. Las cosas que dijo fueron valoradas por Dios aunque fueron cosas que seguramente no le gusto mucho a los que las oyeron.

Por ultimo, el salmista es para mi uno de los mejores ejemplos bíblicos de afirmación. No habría lugar para transcribir tantos salmos donde el escritor es capaz de plasmar sus mas profundas emociones y pensamientos. Aunque varias no parezcan políticamente correctos. Este salmo es tan solo un ejemplo de expresar los pensamientos sin miedo a un Dios que sabe lo que realmente necesitamos:

6 No me asustan los muchos enemigos

que me tienen acorralado.

7 ¡Dios mío,

levántate y ponme a salvo!

¡Rómpeles la cara a mis enemigos!

¡Rómpeles los dientes a los malvados!

8 Dios mío,

sólo tú puedes salvarme;

¡bendice a tu pueblo!

Salmos 3:6-8 (TLA)

Es probable que muchas de nuestras ideas no sean lo mas espirituales pero necesitamos aprender a expresarlas y Dios que es el alfarero seguirá su gran obra en nosotros. Pero ¿Cómo trabajar con alguien que no alcanza siquiera a reconocer sus mas profundos pensamientos y sentimientos?

¿Qué hace que no nos afirmemos de forma madura?

Son nuestras mas profundas creencias las que evitan que logremos afirmarnos y por consiguiente renovar esa área de nuestra vida. Estos son algunos ejemplos de creencias o ideas que nos limitan a la hora de expresar nuestras opiniones o necesidades:

  • “Si quieres a alguien no puedes estar en desacuerdo con el”.
  • “Si expresas tu enojo, el afecto se perderá”.
  • “No puedes enojarte con la gente que quieres”.
  • “Un buen cristiano solo obedece”.

Estas y otras ideas evitan que nos expresemos madura y satisfactoriamente. Te animo a cuestionar cada creencia que te limite. ¿Cómo? Hazte preguntas como:

  • ¿De donde  o de quien aprendí a pensar así?,
  • La persona de la que aprendí esta creencia, ¿valdría la pena imitarla en este ámbito en particular?
  • ¿Qué me costara emocionalmente no desprenderme de esta creencia?
  • ¿Cuál será el costo para mis relaciones sino me desprendo de esta creencia?

 

Afirmarnos de forma madura

 Afirmarnos de manera inmadura es cuando tratamos de imponer nuestro punto de vista, nuestras ideas o necesidades. Esto lo podemos hacer en cualquier sitio. En la familia, en la iglesia o en el trabajo. Pero la pregunta es ¿Qué ambiente generamos cuando hacemos esto? Realmente crees que producimos confianza cuando tratamos de imponer nuestra voluntad a los demás que nos rodean. ¿Las personas a  nuestro alrededor se sentirán mas amadas y tomadas en cuenta?, ¿Realmente el Espíritu de Dios esta detrás de este tipo de actuación?

Si somos sinceros al responder a las preguntas anteriores entonces nos daremos cuenta que delante de nosotros tenemos una mejor opción: Afirmarnos de forma madura. Esto quiere decir aprender a proponer por encima de la imposición.

Aprecio tanto poder servir al lado de personas en el ministerio que no tienen nada que demostrar. Que aunque algunos de ellos son mis lideres y ejercen autoridad sobre mi vida, no hay necesidad de tener que alzar la voz, ni de imponer nada. Todo lo contrario puedo sentir total libertad para no estar de acuerdo, para expresar mis ideas sin temor a la censura o exclusión. Lo que produce un ambiente así es muy valioso. Produce confianza, amistades fuertes, amor y aprecio. Y el resultado es que las necesidades tanto personales como del grupo que estamos sirviendo pueden ser tratadas y en gran medida satisfechas.

Tips para esta semana:

  1. Haz una lista de personas a las que necesitas expresarle tus ideas, sentimientos o pensamientos reafirmándote de forma madura (Sin explotar o paralizándote)
  2. Arrodíllate a Dios y pídele valor pero sobre todo amor. ¿Por qué amor? Necesitamos aprender amar en primer lugar la verdad para expresarla, en segundo lugar amar a la otra persona para poder expresar nuestro ser sin lastimarla pero tampoco haciéndole creer cosas que realmente no pensamos ni sentimos.
  3. Escribe lo que quieres expresar. Esto es un ejercicio muy poderoso, porque cuando no estamos acostumbrados a expresar lo que pensamos y ni mucho menos lo que sentimos es muy fácil que nuestra mente nos juegue una trampa a la hora de hablar. Así que mientras afirmarte se convierte en un habito, escribe tus ideas de forma clara y ordenada y pídele a la persona que te escuche aunque tengas que leer porque es algo muy importante para ti.
  4. Deja el resultado en manos de Dios. Siempre recuerda que afirmarte al principio no será fácil, puede ser que algunos no les guste, pero lo que si ganaras será mayor confianza, fuerza interna, satisfacción y respeto.

Por ultimo, afirmarnos no solo sirve cuando nos vemos en momentos dificiles. Piensa todas las veces que haz pensado en agradecerle a tu ministro su trabajo, reconocer a tus hijos o pareja, exaltar las cualidades de alguien o levantar a tus hermanos en la fe o compañeros de trabajo, pero tal vez no lo haz hecho por algunas de cosas que hemos comentado aqui. ¡Intentalo! te aseguro que sera poderoso el resultado.

Reciban un cariñoso abrazo desde el frio y hermoso Boston. No dejen de compartir la experiencia de este desafío con otros y hagamos que la renovación personal y de nuestras iglesias se convierta en una realidad este año 2014.