RESURGIR | Día 13 | Fuera de tiempo

Dia 13

 

Uno de los personajes bíblicos por excelencia que Dios uso para la expansión del evangelio fue sin duda el apóstol Pablo. El libro de los Hechos en el capitulo 9 relata la historia de como Jesucristo mismo se le aparece a Saulo en el camino a Damasco. Este encuentro de fue lo que transformo radicalmente la vida de este hombre  fariseo y celoso por el cumplimiento de la ley como pocos. Tiempo después hablando de la resurrección el apóstol escribe un tratado del este tema en su carta a la iglesia de Corintio y ahí mismo expresa en orden casi cronológico como fue que conoció a su Señor. Estas son sus palabras:

que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto.Luego se apareció a Jacobo, más tarde a todos los apóstoles, y por último, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí.

1 Corintios 15:4-8 (NVI)

Pablo es la última persona que Jesús llama a ser su discípulo de forma personal que registran las escrituras, pero esta experiencia no es la misma a la que tuvieron Pedro y los demás apóstoles. ¡No! Este encuentro que tuvo Pablo fue con el Jesús resucitado. El mismo apóstol se considera como uno nacido fuera de tiempo, al no haber estado dentro de los doce apóstoles, pero este llamado hizo toda la diferencia en la misión y el propósito que vivió Pablo. En su segunda carta a la misma iglesia de Corinto el mismo expresa cual fue el resultado de este encuentro que transformo su forma de mirar la vida y a todas las personas a su alrededor.

16 Así que hemos dejado de evaluar a otros desde el punto de vista humano. En un tiempo, pensábamos de Cristo solo desde un punto de vista humano. ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora! 17 Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!

2 Corintios 5:16-17 (NTV)

Esta escritura es sumamente poderosa y tiene un mensaje para todos aquellos que deseamos vivir el poder de la resurrección.

En primer lugar la experiencia de conocer a Cristo resucitado hizo que Pablo dejara de evaluar a otros desde el punto de vista humano. (v.-16) Como mencione en el post pasado, Pablo no conocido a Cristo de carne y hueso como los apóstoles, ni tampoco tuvo las experiencias que ellos tuvieron con Cristo. Es por eso que no veamos en sus cartas menciones a las parábolas, sanidades, milagros ó cualquier otra cosa que Cristo hizo en estando en carne. Este Cristo de barba y sandalias que comía, dormir y se cansaba como todos los hombres lo hacían; no eran parte de la memoria del apóstol. Para Pablo lo que capturaba su mente y corazón era la asombrosa realidad de la resurrección. Una realidad que hacia que Pablo dejara de mirar la vida de una forma limitada y común como el resto de las personas. Dejó de evaluar a las personas a su alrededor siguiendo criterios puramente humanos.

¿Cuantos problemas podríamos resolver mas rápido, cuantos conflictos resolveríamos y cuanto dolor evitaríamos para nosotros y para otros si tan solo dejáramos de evaluarnos los unos a los otros de acuerdo a los criterios presentes?

Una de mis convicciones mas fuertes es vivir bajo la conciencia de que todo en la vida es sagrado, es creado por Dios y tiene un propósito. Junto a esto, tengo solo una vida en esta tierra, una vida que pasa rapidísimo y si no aprovecho cada instante es solo mi responsabilidad. Yo decido si viviré peleando con los demás, juzgándolos, criticando y evaluando sus vidas de acuerdo a mis criterios. Es muy fácil para aquellos que nos decimos creyentes caer en juzgar al próximo en lugar de amarlo. Vivimos muchas veces en la idea de correcto e incorrecto y si aleguen no entra en nuestros criterios lo hacemos a un lado, lo evitamos, lo queremos someter ó lo expulsamos de nuestra vida.

Pablo sabia que esto no era la voluntad de Dios, menos de un Dios que puede resucitar a su hijo para mostrarnos un camino mucho mejor que el mirarnos de una forma limitada.

En segundo lugar Pablo expresa:  ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora!  Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado! (v.-16-17) Este es exactamente el poder de la resurrección: darnos nueva vida. El Jesús de carne y hueso, aunque obró milagros e hizo cosas extraordinarias en su cuerpo físico, no fue suficiente como para llenar de esperanza y de fe a sus seguidores. Ellos necesitaban conocer a Cristo de una forma diferente. De la forma en que lo conoció Pablo y su vida cambio para siempre, literalmente se convirtió en una nueva persona. 

¿Te haz conformado con un Jesús que habla en los evangelios sin profundizar en el Cristo resucitado?, ¿Qué estas haciendo para crecer en tu conocimiento de Cristo? Conformarnos con el conocimiento que recibimos cuando iniciamos el camino de la fe es como seguir comiendo los mismos alimentos como cuando teníamos un año de edad. Si esto es así, entonces no es ninguna sorpresa el por que muchísimos cristianos están muriendo de aburrición en sus iglesias. El Jesús resucitado es emocionante, peligroso, sin limites y todopoderoso.

Estoy convencido que de eso se trata el cristianismo: de nacer de nuevo (Juan 3:1-8). Necesitamos dejar de pensar en el nacer de nuevo como solo mejorar algunas cosas y seguir igual en lo demás. Necesitamos ojos sanados por la resurrección donde pueda mirarme a mismo y a los demás de formas totalmente nuevas. Formas en donde perdonar a los demás sea algo natural, donde podamos mirar hacia adelante sin la necesidad de estar cargando nuestro pasado. En esta vida nueva existe algo que solo se puede dar en un corazón resucitado, esto es la reconciliación.

18 Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: 19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. 20 Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.»21 Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios.

2 Corintios 5:18-21 (NTV)

En esta parte de su carta Pablo en tal solo 4 versos repite 5 veces la palabra  “reconciliar”. El mensaje de la reconciliación. Reconciliar significa: Restablecer la concordia o amistad perdidas entre dos personas que se habían enfrentado o separado. Esto solo puede suceder cuando estamos llenos de una visión eterna y  renovada. 

Y en muchos sentidos RESURGIR tiene que ver con restablecer una conexión perdida, principalmente y comenzando con Dios. Nuestra alma tiene sed de Dios dice el salmista. Cuando estamos separados de Él a causa de pecado en nuestra vida, ó por que no queremos resolver aun problema con alguien más nuestra alma se decae y nos sentimos secos y agotados. Solo restableciendo nuestro relación con el padre y con nuestro próximo podremos resurgir también nosotros.

Pero como el mismo Pablo reconoció, también nosotros necesitamos estas dos cosas en nuestra vida, y de las cuales te invito a orar el día de hoy:

  1. Dejar de evaluar a los demás según criterios humanos, y
  2. Conocer a Cristo de una forma diferente a como lo conocimos al inicio.

Y el resultado de estas dos cosas nos puede llevar a reconciliarnos con Dios, la única fuente de resurrección para todo ser humano.

Y recuerda, no tienes que haber sido de los primeros ó mas importantes seguidores de Jesús, aún los llamados ó nacidos fuera de tiempo pueden vivir el poder de la resurrección.

Bendiciones.

 

RESURGIR | Día 12 | Encarnación

Dia 12

 Y el Verbo se hizo carne
y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad;
y vimos su gloria,
gloria como del unigénito del Padre.

Juan 1:14 (RVR1995)

Para que pudiera existir el milagro de la resurrección primero tuvo que ocurrir la dolorosa realidad de la muerte. Jesús, el hijo de Dios murió. Tal vez esto no es ninguna noticia para la mayoría de nosotros, pero considero que debería serlo. ¿Por qué? Por la simple razón de que si Jesucristo no se hubiera encarnado, o sea hecho hombre, entonces no hubiera existido tal revolución de fe en este mundo.

Si Jesús  nunca se hubiera hecho hombre, es probable que lo reverenciaríamos y adoraríamos por que aceptaríamos la realidad de su divinidad y poder eterno, pero seria muy dicicil amarlo y hasta dar la vida por él.

Peter Scazzero en su libro “Una iglesia emocionalmente sana” comparte grandes lecciones que la iglesia de nuestros días necesita escuchar acerca de como se puede ver un discipulado sano. El autor comparte un ejemplo que deseo compartir a su vez con ustedes el día de hoy ya que ejemplifican muy bien lo que hablaremos en este post.

En la pagina 190 de este libro se puede leer el siguiente relato:

Se cuenta una maravillosa historia sobre una niña de cuatro anos que una noche despertó asustada, convencida de que en las tinieblas que le rodeaban había toda clase de fantasmas y mounstruos. Sola, corrió a la habitación de sus padres. Su madre la calmó y, tomándola por la mano, la llevo de regreso a su propio cuarto, donde incendió una luz y tranquilizó a la niña con estas palabras: “No necesitas tener miedo, no estás sola aquí. Dios está en la habitación”.

La niña replicó: “Sé que Dios está aquí, ¡pero necesito a alguien en este cuarto que tenga un poco de piel!” 

Esta historia representa una enorme verdad, podemos decir que Dios esta en todas partes y proclamarlo en todo momento, pero Dios mismo sabe que esto no es suficiente y que necesitamos su piel. No es ninguna sorpresa el alto numero de personas pagando grandes cantidades de dinero a terapeutas y especialistas para que pasen tiempo con ellas y les ayuden a saber que hacer con sus vidas. Tampoco no debería asustar el alto numero de jóvenes buscando hacer lo que sea por supuestos amigos que les ofrecen un poco de aceptación  y por otro lado personas siendo infieles a sus parejas y abandonado sus hogares en búsqueda de alguien que se introduzca y se preocupe de su mundo.

Dios tiene piel y se le puede ver, tocar, escuchar y ver,  ¿de que manera? A través del cuerpo de Cristo: la iglesia.

22 Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia. 23 Ésta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por completo.

Efesios 1:22-23

Como lo leímos en Juan 1:14  el Verbo de Dios se hizo carne y tomo forma humana. El Ser por el cual todas las cosas fueron creadas

 porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él.

Colosenses 1:16 (NVI)

El Creador infinito y sustentador del universo se limito a si mismo al tomar un cuerpo humano como el tuyo y el mío. Un cuerpo que sufre, que envejece que esta limitado. Dios visito nuestro mundo y lo cambio para siempre.  Al encarnarse nuestro Señor compartió con nosotros el dolor, la tristeza, las mismas lagrimas que corren por nuestros ojos también salieron de los suyos. La misma sangre que brota a causa de una herida fue la que mancho aquel madero. El mismo estrés que experimentamos en este mundo caótico fue el que rompió las venas de su frente una noche antes de la crucifixión.

Sabemos que al final esto lo hizo por amor. Y este es el mensaje que necesitamos renovar en nuestros días. Considero que actualmente se hace difícil distinguir entre amar a la gente por lo que ellas son en vez de utilizarlas por lo que podrían aportar a nuestra causa.

Por 20 años he vivido con el énfasis de hacer discípulos de todas las naciones (Mateo 28:18-20), yo mismo he sido misionero en dos ocasiones, deje mi carrera como abogado para plantar iglesias y predicar el evangelio. He predicado, discipulado, enseñado y todo con la gran meta de llevar a las personas al conocimiento de Dios y así salvar sus almas.

Hoy soy consciente de que una de estas actividades yo necesitaba que gente respondiera. Que se bautizaran y formaran parte de mi iglesia. Después de eso que comenzaran a servir y apoyaran con su tiempo, finanzas y corazones a la obra de Dios. Si esto sucedía me sienta feliz y por llamarlo de alguna manera, usado por Dios. Pero si no pasaba solía deprimirme, desesperarme, frustrarme y con muchas dudas.

En varios momentos de mi vida mi gozo estaba mas puesto en las “victorias”en las que podía ser parte, pero con tristeza veía que no me deleitaba en la simple presencia de mi Señor y en la compañía de otros seres creados a imagen de Dios.

Es muy común mirar que los programas de liderazgo están mas diseñados para “enseñar, instruir y reprender”, y no en “escuchar y aprender de los demás”. Comúnmente he entrado en la vida de las personas solo lo suficiente como para cambiarlas ó convencerlas de lo que creo pero no necesariamente para amarlas.

En estos días al darme cuenta que al Jesús resucitar, Su prioridad fue pasar tiempo con sus discípulos. Para brindarles paz a sus corazones, seguridad y al final simplemente amarlos. Esto ha revolucionado mi mente una vez más.

Una vez Jesús dejo el cielo por la tierra, ahora pudiendo irse corriendo al cielo y aun después de como fue tratado, aun así prefiere todavía pasar mas tiempo con sus discípulos y esto no lo hace desde un cuerpo espiritual, sino que toma el mismo cuerpo pero con la diferencia que ahora estaba lleno de heridas.

La encarnación nos grita: Te amo tanto y me interesas de tal manera que hice todo para entrar en tu mundo, para ponerme en tus zapatos, para compartir tu dolor y así poder ganar tu corazón.

Mi esposa fue misionera y vivo en  la ciudad de la Habana, Cuba cerca de 4 años. Ella me contaba todas las pruebas y desafíos que vivió al convertirse literalmente en una cubana para alcanzarlos para Cristo. Comía su comida, vivía con los mismos limites físicos y económicos y hablaba como ellos.

La encarnación nos ayuda a entrar en la piel de las personas a nuestro lado y no solo mirar de forma superficial sus vidas.

Desde que he comprendido esta realidad trato cada día de estar consciente de mis palabras y en la forma que trato a mi próximo. Muchas veces hable de cosas que no tenia idea, di consejos de cosas que nunca había experimentado y llegue a juzgar a vidas que no comprendía por que no lograba tomar su piel.

El autor del libro mencionado al principio nos ofrece tres dinámicas para vivir una vida encarnada:

  1. Introdúcete en el mundo del otro. Aprende a escuchar y a estar realmente presente y atento. Jesús aún despues de resucitado seguía buscando a sus amigos,los escucho, estaba atento a sus emociones, miedos y necesidades, nunca apurado o distraído.
  2. Mantenerte fiel a ti mismo. Al entrar a nuestro mundo, Jesús nunca dejo de ser Dios encarnado. No se traiciono a si mismo. No es posible guiar a las personas a nuevos sitios si cada vez que entramos al mundo de alguien más terminamos siendo somos nosotros los que nos adaptamos.
  3. Servir como intermediario entre dos mundo.  Cuando decidimos encarnarnos es como si quedaramos suspendidos entre dos mundos: el nuestro y el de la otra persona. El Apostol Pablo, alguien que no conocido a Cristo de carne y hueso sino al Cristo resucitado, escribió lo siguiente: 

    20 Entre los judíos me volví judío, a fin de ganarlos a ellos. Entre los que viven bajo la ley me volví como los que están sometidos a ella (aunque yo mismo no vivo bajo la ley), a fin de ganar a éstos. 21 Entre los que no tienen la ley me volví como los que están sin ley (aunque no estoy libre de la ley de Dios sino comprometido con la ley de Cristo), a fin de ganar a los que están sin ley. 22 Entre los débiles me hice débil, a fin de ganar a los débiles. Me hice todo para todos, a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles.

1ra Corintios 9:20-22

Para el apóstol era muy común encarnarse en la vida de otros pero con el firme propósito de amarlos y llevarlos a Cristo.

Te invito a orar el día de hoy por comprender que si hemos resucitado con Cristo entonces también podemos experimentar el poder de encarnarnos en otros. No para usarlo sino para amarlos, no para arreglarlos sino para aceptarlos y llevarlos al único que si tiene el poder de sanarnos y salvarnos.

Bendiciones

Si quieres entender mejor estos conceptos te invito a leer “Una iglesia emocionalmente sana” 

RESURGIR | Día 11 | El ausente

Dia 11

24 Tomás, al que apodaban el Gemelo, y que era uno de los doce, no estaba con los discípulos cuando llegó Jesús. 25 Así que los otros discípulos le dijeron:

—¡Hemos visto al Señor!

—Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré —repuso Tomás.

26 Una semana más tarde estaban los discípulos de nuevo en la casa, y Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró y, poniéndose en medio de ellos, los saludó.

—¡La paz sea con ustedes!

Juan 20:24-26

El evangelio de Juan nos da a entender que en la primer ocasión que Jesús se apareció a sus discípulos, Tomás (uno de los doce discípulos) no se encontraba con ellos. Así que después de que Jesús hubiera pasado tiempo con ellos, brindado paz, confianza y pruebas de su resurrección, Él los dejo y fue después de eso que Tomás llego al lugar donde todos estaban reunidos. Me imagino el alboroto, el animo, la sorpresa que había en la cara de los discípulos. Es en ese ambiente en el que los encuentra Tomás y sin mas preámbulo el resto de los apóstoles le declaran a su amigo que el Señor se había aparecido vivo y que ellos lo vieron.

La respuesta es contundente y me imagino dejo helados al resto de aquellos hombres:

—Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré —repuso Tomás.

Esta declaración es la que ha hecho que a Tomás se le conozca como el incrédulo y desconfiado. La razón era que había estado ausente de la primera aparición donde Jesús había mostrado las manos y su costado al resto de los apóstoles, pero Tomás no había estado ahí para verlo.

Pero la pregunta es: ¿A Tomás siempre se le conoció como incrédulo? Para responder esta pregunta necesitamos mirar otro evento en su vida:

14 Entonces Jesús, por eso, les dijo claramente: “Lázaro ha muerto; 15 y por causa de ustedes me alegro de no haber estado allí, para que crean; pero vamos a donde está él.” 16 Tomás, llamado el Dídimo (el Gemelo), dijo entonces a sus condiscípulos: “Vamos nosotros también para morir con El.”

Juan 11:14-16 (NBLH)

Bastante tiempo antes de la muerte de Jesús en la cruz, hubo un momento en la vida de Tomas en que él estaba listo a morir por y con su maestro. Ese momento fue cuando Jesús fue avisado de que su querido amigo Lazaro estaba muy enfermo y al poco tiempo falleció. En ese momento Jesús decide encaminarse a Judea, región donde vivía Lazaro y sus hermanas Maria y Martha. El único problema era como lo relata el mismo Juan era que la vida de Jesús corría peligro en esa región y por consiguiente la de sus discípulos. Al punto que le dijeron:  —Rabí —objetaron ellos—, hace muy poco los judíos intentaron apedrearte, ¿y todavía quieres volver allá?  (Juan  11:8 NBLH)

Es en medio de esta tensión donde encontramos versos más adelante a nuestro Tomás diciéndole a los demás discípulos: “Vamos nosotros también para morir con El.” Los comentarios de este pasaje son variados. Para algunos Tomás esta expresando su inmenso amor y fidelidad a su Maestro que esta frase la esta diciendo con toda convicción y valor, expresando también que aceptaba cualquier destino que tuviera que vivir al lado de Jesús, incluso la muerte. 

Por otro lado se pudiera entender como alguien pesimista que esta diciéndole a sus compañeros, que al ir con Él (Jesús) tambien vamos a morir; frase que nace por el peligro eminente que significaba ir al lado de este joven maestro al que más y más personas se volvían sus enemigos.

Como haya sido, yo veo dos cosas:

  1. Tomás sabia que la decisión de seguir a Jesús implicaba poner su vida en peligro.
  2. A pesar de saber esto último, decidió quedarse a su lado todo el tiempo.

La pregunta es ¿por qué? ¿Por qué sabiendo que su vida corría peligro decide convertirse en su discípulo y permanecer cerca de él? Por la misma razón que la mayoría de nosotros tomamos decisiones: ESPERANZA.

  • Cada día salimos de casa con la esperanza de regresar.
  • Contraemos matrimonios con la esperanza de que tendremos una maravillosa vida al lado de la persona amada.
  • Aceptamos un empleo o iniciamos un negocio con la esperanza de que seremos prosperados y nuestros sacrificios tendrán una recompensa ahora en el futuro.

Si no fuera así, ni siquiera nos levantaríamos de nuestras camas ¿no es así? Esta más que documentado que cuando pacientes que padecen diferentes enfermedades tienen esperanza de sanar ó de estar de nuevo con sus seres queridos, ellos tienen mayor posibilidad de recuperar la salud a comparación de las personas que carecen de esta esperanza.

El único problema con esto es que también implica un riesgo. El riesgo de que lo que esperamos no suceda y al final terminemos defraudados. Y esto último es muy doloroso. ¿Qué sucede cuando en el día termino de forma fatal, cuando el matrimonio se convierte en la peor pesadilla, cuando el negocio se pierde ó el trabajo de tus sueños se lo dan a otro? ¿Qué pasa ahí?

¿Qué pasa cuando estas dispuesto a dar la vida por el Mesías y al final resulta que la muerte termino con tus sueños de un futuro mejor?

Después de eventos como estos muchos preferimos ya no tener esperanza, por que duele chocar contra el muro de la realidad. ¿Para qué enamorarme de nuevo si me van a lastimar? Es el pensamiento de muchas personas que han resultado heridas en alguna relación amorosa. ¿De qué sirve ser parte de un iglesia o servir en una después de pasar momentos  amargos con otros miembros de iglesias?

Tal vez esto nos ayude a ser más empáticos con Tomás y ponernos en sus zapatos aquel día en que los discípulos le dijeron: El Señor ha resucitado y el no podía creerlo.

—Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré —repuso Tomás.

Esta puede ser la respuesta de alguien que estaba tan asombrado y feliz y temeroso al mismo tiempo que solo dijo lo primero que se le vino a la mente ó es la frase de alguien que en verdad dudaba que Jesús estuviera vivo. Como allá  sido veo honestidad. Es probable que todos los demás lo hayan pensado cuando las mujeres fueron a avisar y cuando los otros dos discípulos que Jesus encontró rumbo a Emaús fueron a dar la noticia de la resurrección. Pero el único que lo expresa en Tomas. Eso me agrada de él.

En todos existe un dualismo. No aceptar eso seria ser bastante ingenuos. Nadie es totalmente luz o totalmente oscuridad. Nadie es completa fe o completa duda. Tomás nos representa muy bien a la mayoría de nosotros. ¿Cómo trata Jesús a los que dudamos? ¿Cómo reacciona nuestro maestro con aquellos de nosotros que muchas veces no contamos con una fe como la roca?

26 Una semana más tarde estaban los discípulos de nuevo en la casa, y Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró y, poniéndose en medio de ellos, los saludó.

—¡La paz sea con ustedes!

Juan 20:26

Primeramente Jesús nuevamente ofrece paz.

Notemos que Jesús dejo que  pasaran 8 días hasta la siguiente aparición. ¿Te puedes imaginar qué habría pasado por la mente de Tomas todos esos días?

27 Luego le dijo a Tomás:

—Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe.

28 —¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás.

Juan 20:27-28

Esta segunda visita a los apóstoles tenia un objetivo muy especifico: hacer RESURGIR la fe de Tomás. Después de saludar Jesús se dirige inmediatamente a este apóstol y le concede su petición. Me imagino que Tomás quedo petrificado de la emoción y humillado por el ofrecimiento que solo alcanzo a exclamar la maravillosa frase: —¡Señor mío y Dios mío! Por fin este discipulo llegaba a la cuspide de su fe.

Y es en ese momento donde Jesucristo hace una de las declaraciones mas maravillosas de todas para los que vivimos después de los apóstoles: v.-29 —Porque me has visto, has creído —le dijo Jesús—; dichosos los que no han visto y sin embargo creen.

Algunas lecciones:

  1. Todos lo que hoy dudan ó aparentemente son sarcásticos ó pesimistas tienen una historia detrás, la mayoría de las veces de muchas esperanzas rotas, así que tratémoslos con amor y respeto.
  2. Todos podemos un día prometer dar la vida y al otro día dudar de lo que creemos y eso no quiere decir que no podamos renovarnos como lo hizo Tomás y hasta el mismo Pedro.
  3. Ser honestos con nuestros deseos y necesidades puede llevarnos a satisfacerlas.
  4. No importa si parece tardar, Jesús busca a los suyos como un buen pastor.

Te animo a ser abierto con tus dudas en tu oración de esta mañana y aún con tus esperanzas rotas ó tus heridas si las tienes; y busca recordar a que más dichosos son los que creen sin haber visto.

 

Bendiciones.

RESURGIR | Día 9 | Sombra de muerte

Dia 9

 

Aunque ande en valle de sombra de muerte,

no temeré mal alguno,

porque tú estarás conmigo;

tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Salmos 23:4 (RVR1995)

 

¿Has caminado alguna vez por ese valle? O ¿estás ahora en el? ¿Qué hay en un lugar así?Miedo, incertidumbre, dudas, confusión, soledad, tristeza son cosas comunes de encontrar en esos momentos tenebrosos de nuestra vida. Es donde exactamente se encontraban los discípulos de Jesús, cuando estaban escondidos.

Recordando lo que vimos el día de ayer, los dos discípulos que iban a Emaús, ahora transformados y con una fe resucitada gracias a la conversación que tuvieron en el camino, ahora habían regresado a Jerusalén a buscar a los apóstoles y contarles que el Señor había resucitado.

El evangelio de Lucas describe ese momento de la siguiente manera:

[36]Todavía estaban ellos hablando acerca de esto, cuando Jesús mismo se puso en medio de ellos y les dijo: -Paz a ustedes. [37] Aterrorizados, creyeron que veían a un espíritu. [38] -¿Por qué se asustan tanto? -les preguntó-. ¿Por qué les vienen dudas?

Lucas 24:36-38 NVI

Este es uno de los tantos momentos donde Jesús se aparece a diferentes personas en el primer día de resucitado. Este devocional tiene el propósito de ayudarnos a RESURGIR, y que mejor mirando lo que hizo Jesucristo ayudando a resurgir la fe de sus seguidores.

Entonces miramos como los apóstoles se encontraban hablando de lo que estos dos discípulos que ahora tenían una fe renovada les contaban. En medio de la sorpresa, la alegría de estas noticias, aparece Jesús. ¿Puedes imaginarte el momento?, en un instante todo quedo en silencio, se podría escuchar la caída de un alfiler. La respiración se detuvo por un momento. Jesús recitado no solo entra en el cuarto si no que se pone en medio de ellos, como para que todos lo pudieran ver.

Y sus primeras palabras fueron: Paz a ustedes.  

Pero ¡¿como?! ¿Qué pasa contigo Jesús? ¿Por qué no los reprendes por su falta de fe, por su cobardía, por no mantenerse firmes?  Se que algunos hubieran hecho esto último. Pero ¿qué hace el Maestro?  Satisfacer su necesidad.

Yo tengo un hijo de 8 años y buscar satisfacer sus necesidades es una de mis principales objetivos como padre. Si tiene hambre darle de comer, si tiene frío darle abrigo, si necesita compañía ofrecerle la mía. Jesús sabía exactamente lo que sus amigos necesitaban, y eso era paz.

La paz les dejo, Mi paz les doy; no se la doy a ustedes como el mundo la da. No se turbe su corazón ni tenga miedo.

Juan 14:27 (NBLH)

Y la paz que ofrece Jesús esta basada en una de las revelaciones de uno de los nombres más conocidos de Dios: Jehova Shalom ó el Señor es mi Paz.

Shalom es la palabra que se usa para definir Paz en el idioma hebreo y se puede traducir como: Completo, terminado, lleno, bendición, salud, prosperidad.

La paz que proviene de Dios implica la idea de estar de tener armonía con Dios y con los demás. Es no estar inquieto ó ansioso, sino gozar de un estado de bienestar y plenitud. Y Jesús aclaro que esto el mundo no lo puede dar, solo él.  Así que, esto no es solo un saludo sino un verdadero deseo de satisfacer la enorme necesidad que ellos tenían en ese momento. Lo que los discípulos experimentaban era el resultado de la sombra de muerte que describe el Salmo 23.

El verso 37 de nuestro historia en Lucas dice qué: [37] Aterrorizados, creyeron que veían a un espíritu.  No solo era miedo lo que sentían sino que ahora Jesús les producía terror.

Me encanta la definición que el sicoterapeuta Norberto Levy hace del miedo en su libro: la sabiduría de las emociones cuando escribe: “El miedo es una valiosísima señal que indica una desproporción entre la amenaza a la que nos enfrentamos y los recursos con que contamos para resolverla. Sin embargo, nuestra confusión e ignorancia lo han convertido en una «emoción negativa» que debe ser eliminada.”

Por ignorancia e inconsciencia hemos llegado a creer que el miedo es el problema. Así que a veces llamamos al arrepentimiento a la persona que tiene miedo, la confrontamos, le decimos que es hora que tenga carácter, pero la realidad es que no profundizamos en la razón de su miedo.

Cuando Jesús nota lo asustados y temerosos que estaban sus seguidores Él les pregunta:   v.- 38 -¿Por qué se asustan tanto? -les preguntó-. ¿Por qué les vienen dudas?

El Maestro de maestros vuelve a hacer lo que hizo con los dos discípulos con los que tuvo el anterior encuentro: les hizo preguntas. ¿A caso Jesús necesitaba información? No lo creo. Esas preguntas eran para ellos, para que pudieran escucharse a si mismos y dar la oportunidad a la reflexión y a la conciencia. El apóstol Pablo lo describe de esta manera hablando de la paz:

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:7 (NVI)

La paz que Dios nos brinda no significa ausencia de conflicto o problemas. Si no es algo que cuida y protege nuestro corazón y nuestra mente, mientras nos mantengamos en Cristo aún en medio de los problemas y conflictos.

Volviendo a la definición de miedo, esta nos dice que el miedo funciona en nuestras vidas como una señal que se enciende en nuestro interior y que nos trata de decir que existe frente a nosotros una amenaza y que no contamos con la fuerza, ó el conocimiento ó cualquier recurso disponible para poder hacerle frente.

Expresiones como: ¡Hay que vencer el miedo!; ¡No seas cobarde, no tengas miedo!; ¡El  miedo es signo de debilidad!; ¡Los hombres no tienen miedo!;etc. solo provienen de una incomprensión e ignorancia de este sentimiento.

Esto es tratar el miedo como problema cuando en realidad el miedo nos esta indicando que existe un problema, lo cual es completamente distinto.

Escuchar al miedo nos ofrece la posibilidad de resolver el verdadero problema. Podemos entender mejor esto cuando lo miramos en  nuestros autos. Si en nuestro tablero se enciende la luz del tanque de gasolina ¿Qué haces? ¿Tapas la señal, la maldices por que se encendió? Todos sabemos lo que sucede si hacemos eso ¿no es así? Te quedaras a medio camino y el costo de no escuchar y no hacer caso a la señal será mas caro.

Bueno Jesús que nos conoce tan bien hizo caso al miedo de sus discípulos y busco darles lo que necesitaban. ¿Qué hizo él?

39 Miren mis manos y mis pies. ¡Soy yo mismo! Tóquenme y vean; un espíritu no tiene carne ni huesos, como ven que los tengo yo.

40 Dicho esto, les mostró las manos y los pies. 41 Como ellos no acababan de creerlo a causa de la alegría y del asombro, les preguntó:

—¿Tienen aquí algo de comer?

42 Le dieron un pedazo de pescado asado,43 así que lo tomó y se lo comió delante de ellos

Lucas 24:39-42

Jesús satisfizo la necesidad que los discípulos tenían de certezas, de seguridad y que la presencia de su Señor les ayudaría a llenar esa necesidad. Pero esto no paraba ahí, mas adelante la escritura dice:

Luego les dijo: 44 —Cuando todavía estaba yo con ustedes, les decía que tenía que cumplirse todo lo que está escrito acerca de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.

45 Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras.

46 —Esto es lo que está escrito —les explicó—: que el Cristo padecerá y resucitará al tercer día, 47 y en su nombre se predicarán el arrepentimiento y el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando por Jerusalén. 48 Ustedes son testigos de estas cosas. 49 Ahora voy a enviarles lo que ha prometido mi Padre; pero ustedes quédense en la ciudad hasta que sean revestidos del poder de lo alto.

Lucas 24:43-49

Nuevamente miramos a Jesucristo ayudando a sus seguidores a comprender las escrituras por medio de abrirles el entendimiento. Y solo después de eso les dejo indicaciones claras de lo que debían de hacer, solo hasta este momento vemos a Jesús pidiéndoles cosas especificas a sus discípulos. Pero esto no fue sin antes tratar con lo que producía miedo a sus vidas.

Al final del Salmo 23:4 la Biblia nos dice: “tu vara y tu cayado me infundirán aliento.” Salmos 23:4 (RVR1995)

Aliento es exactamente lo que necesitamos en momentos donde la sombra de muerte nos llena de temor. Y aliento es lo que vino a darle Jesús a sus discípulos. Una vez leí como la boa constrictor (la serpiente mas grande de las amazonas), se come a sus víctimas, primero se enrolla en ellas para después apretarlas hasta quitarles el aliento. Esto hace que  el animal o el humano deje de luchar y otras de las cosas que suceden cuando pierdes el aliento es que pierdes el habla, no puedes pedir ayuda y al final mueres.

Esta es la razón por la que los discípulos no están predicando a otros ni hablando de las buenas noticias del evangelio, no tenían aliento. Este valle terrorífico de la muerte de su maestro era demasiado para ellos. Y si Jesús quería que ellos continuaran con su misión en este mundo entonces necesitaría devolverles ese aliento de vida que tanto sus corazones necesitaban.

Si hoy estas pasando por alguna valle de sombra de muerte te invito a hacer lo siguiente en este día:

  1. Identifica que sientes. Miedo, inseguridad, enojo, frustración, terror, etc.
  2. Trata de identificar lo que la señal te quiere decir o que es lo que necesitas: Tal vez necesitas información, seguridad, tratar una situación no resulta, pedir perdón a alguien, aclarar un mal entendido, confesar algún pecado ó cualquier cosa que traiga paz a tu corazón.
  3. Deposita tus pensamientos en Dios. La Biblia dice: ¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos!  Isaias 26:3 (NTV)

Si también deseas ayudar a alguien el día de hoy te invito ha hacer lo mismo: Interesate en lo que siente y en lo que necesita la persona y apuntala a su Creador.

Gracia y paz para todos

RESURGIR | Día 8 | Conversación que resucita (2da parte)

Dia 8

 

Hoy continuaremos estudiando la historia que el evangelio de Lucas nos ofrece acerca de dos discípulos de Jesús que se dirigen a Emaús y que Cristo mismo va en busca de ellos para resucitar su fe en Él y como esto sucedió antes de que el Maestro se encontrara con los apóstoles.

Lo que seguiremos aprendiendo es como una conversación tiene el poder de transformarnos por completo y hacernos RESURGIR.

En el post pasado concluimos que Jesús, para ayudar a estos dos seguidores suyos hizo lo siguiente:

  1. Camino con ellos.
  2. Hizo preguntas. Indago para ayudarles a mostrar sus sentimientos, pensamientos y expectativas más profundas.

Miremos con atención  que fue lo que hizo después de esto aquel que es la Palabra misma de Dios; el iniciador y perfeccionado de nuestra fe:

25 —¡Qué torpes son ustedes —les dijo—, y qué tardos de corazón para creer todo lo que han dicho los profetas! 26 ¿Acaso no tenía que sufrir el Cristo estas cosas antes de entrar en su gloria? 27 Entonces, comenzando por Moisés y por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras. 

Lucas 24:25-27

Solo después de que Jesús dio el paso de acercarse a los discípulos, y pasar tiempo con ellos, de escucharlos e interesarse en ellos, solo después de eso, Jesús los reprende severamente. ¿Por qué razón? Por su necedad e insensatez y por tener un corazón tardado para creerle a los profetas.

Es importante observar el énfasis que pone Jesus a las escrituras. El pudo mostrarles las marcas en sus manos y en su costado. Pero considero que él sabia que lo que ellos necesitaban era una comprensión mayor de la palabra de Dios. Es por eso que dice el verso 27: Entonces, comenzando por Moisés y por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras.

Una conversación que nos ayuda a RESURGIR, contiene compresión, empatía pero también reprensión. Pero no la clase de reprensión que algunos nos imaginamos o que algunos hemos vivido donde hay mas enojo humano, desesperación y hasta humillación. No, lo que   Jesús mostró fue la indignación hacia la falta de fe de estas personas. Pero ¿en dónde se encontraba esta necedad y corazón duro? En lo que mencionamos antes: una falta de comprensión de la palabra de Dios.

Así que Jesús se toma el tiempo para explicar TODAS las escrituras que lo mencionaban a Él. No sabemos cuanto duro aquellos pero me imagino que bastante. Eso nos deja claro que aquel momento sagrado fue exactamente eso: sagrado. No fue una platica superficial, con palmadas en el hombro. Tampoco Jesús manipulo sus sentimientos usando la culpa y el miedo para se arrepintieran. No uso ni siquiera sus marcas que probaban que Él había resucitado,por que tal vez eso los emocionaría un momento pero sin comprensión profunda de las escrituras eso duraría muy poco.

Es aquí donde se basa gran parte de mi convicción personal de estudiar las escrituras y no solo decirle a la gente que hacer. Lo ultimo es fácil y cómodo pero solo produce personas dependientes de reglas, tradiciones y liderazgo humano, que siempre hay que estar detrás de ellos, sino se desaniman. Pero es muy obvio cuando alguien logra captar el plan de Dios y eso solo sucede meditando en Su palabra.

Te exhorto a no desanimarte si no comprendes algo, sigue buscando. No te conformes con decir como muchas personas que he encontrado: – ¡Es que no me gusta leer!,  ¡Leo y no se me queda nada! No te conformes con pensar así. Te animo a no conformarte con el conocimiento que te dan en tu iglesia, toma tu Biblia todos los días después de orar o viceversa, pero dale el lugar que la palabra de Dios tiene.

Ten presente lo que dice Hebreos 4:12  “Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Así que después de caminar con ellos,  hacerles preguntas, confrontarlos, enseñarles profundamente las escrituras ¿qué mas hizo el Maestro? ¿Eso era suficiente? Veamos lo que nos dice Lucas:

28 Al acercarse al pueblo adonde se dirigían, Jesús hizo como que iba más lejos.29 Pero ellos insistieron: —Quédate con nosotros, que está atardeciendo; ya es casi de noche. Así que entró para quedarse con ellos. 30 Luego, estando con ellos a la mesa, tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio. 31 Entonces se les abrieron los ojos y lo reconocieron, pero él desapareció.

Lucas 24:28-31

Jesús les da la libertad de que ahora ellos tomen la decisión de seguir pasando tiempo con Él. La escritura nos dice que Él hizo como que iba más lejos. Pero al darse cuenta de esto, fueron ellos los que le pidieron que se quedara. Esto no era un tiempo forzado, a pesar de la corrección ellos deseaban la presencia de aquella persona que hasta ese momento no habían podido reconocer que era Jesucristo mismo. 

Esto es vital: Los dejo que ellos tomaran sus propias decisiones. Jesús acepta la invitación a seguir pasando tiempo juntos, cae la noche, están listo para cenar y aquel extranjero toma la palabra para dar gracias y es ahí, en ese momento donde estos dos discípulos se dan cuenta que es Jesús. Algunos comentaristas dicen que Dios les abro los ojos, otros que Jesus tenia la costumbre de orar levantando el pan sobre su cabeza para dar gracias así que las mangas de su túnica cayeron para dejar ver las perforaciones en sus manos, y de esta manera estos dos personajes pudieron darse cuenta quien esta frente a ellos.

Por favor notemos lo siguiente: Cuando ellos lo reconocen entonces Jesús desaparece. Y lo hace sin dejar instrucciones, mandatos ó algo similar. Esto me llama muchísimo la atención. ¿Por que haría algo así? ¿El propósito no era levantar la fe de estos discípulos y después enviarlos a predicar el evangelio?

Pero Jesús los deja para que ahora ellos decidan lo que harán con lo que escucharon, le permite tomar sus propias decisiones. Este es un mensaje para la iglesia de hoy, si eres alguien con influencia en tu organización date cuenta que: Es mucho mas poderoso el cambios y el crecimiento de una persona cuando proviene de ella misma.

Podemos caminar con alguien, entrenarlo, capacitarlo, enseñarle todo lo que queramos, reprenderlo, animarlo, cenar juntos, etc; pero si al final no es ese ser humano el que toma la decisión de hacer algo, entonces cualquier avance será muy pasajero.

A veces necesitamos desaparecer de la vida de las personas, hacernos a una lado para el otro crezca. Como lo diría Juan el bautista:   “Es necesario que El crezca, y que yo disminuya.” (Juan 3:30)

¿Cuál fue el resultado de esta conversación que tuvo Jesús con los dos discípulos?

32 Y se dijeron el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón dentro de nosotros mientras nos hablaba en el camino, cuando nos abría las Escrituras? 33 Y levantándose en esa misma hora, regresaron a Jerusalén, y hallaron reunidos a los once y a los que estaban con ellos, 34 que decían: Es verdad que el Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón. 35 Y ellos contaban sus experiencias en el camino, y cómo le habían reconocido en el partir del pan.

Lucas 24:32-35

El resultado fue que sus corazones volvieron a arden. Algo se encendió a partir de aquella platica. Notemos que este texto da a entender que aquel ardor ya lo sentían aún cuando ellos todavía no sabían que era el Mesías mismo hablándoles.

La chispa de aquel fuego dentro de ellos fue encendida por la conversación pero sobre todo cuando les explico las escrituras.  ¿Quieres resurgir espiritualmente? Busca comprender la palabra de Dios, encuentra a alguien te explique las escrituras.

Ademas de todo, ellos regresan a Jerusalén a buscar a los apóstoles y mira lo que les dicen: Es verdad que el Señor ha resucitado. 

Jesús había dejado de ser solo un profeta, ahora era el Señor.

¿Quién les dijo que regresaran e hicieran esto? Nadie, ellos mismos lo decidieron.

Miremos lo que una conversación así puede hacer en nuestras vidas y en la vida de las personas a nuestra alrededor.

¿Quieres hoy mismo practicarlo? Recuerda:

  1. Camina con la persona
  2. Haz preguntas valiosas y que inviten a la reflexión.
  3. Confronta lo que ves con amabilidad y respeto.
  4. Ayuda a que la persona comprenda mejor las escrituras.
  5. Déjala tomar su decisión.

Toma un tiempo para orar por sabiduría y poder aprender a tener conversaciones que ayuden a otros a resucitar en sus vidas.

RESURGIR es algo que sucede en comunidad.

 

Dios les bendiga enormemente en este día.

 

RESURGIR | Día 7 | Conversación que resucita (1ra parte)

Dia 7

En la lengua hay poder de vida y muerte;  quienes la aman comerán de su fruto.

Proverbios 18:21 (NVI)

Hoy por hoy estoy mas que convencido del poder del lenguaje y la comunicación. Confusión, malos entendidos, relaciones fracturadas, heridas profundas, son el resultado del mal uso del lenguaje dentro de cualquier organización o simplemente donde hay seres humanos. Como dice la Biblia, en la lengua hay por de vida y muerte. Si quiere saber mas de estos temas te invito a escuchar mi podcast Connectology donde encontraras varios episodio donde trato con mayor amplitud el tema de la comunicación y como ser mas conscientes de su uso en el diario vivir. También puedes ver una clase en You Tube que recientemente impartí, que se titulo: Comunicación que edifica.

Con esto en mente quiere decir también que el lenguaje tiene el poder de matar al igual  lo tiene para dar vida. Y considero que eso es lo todos nosotros estamos buscando: Encontrar vida, algo que nos renueve las fuerzas, qué le devuelva el brillo a nuestros ojos y la pasión a nuestros clanes.

Y eso fue le que le  sucedió a dos discípulos que iban saliendo de Jerusalén y para ir a la ciudad de Emaús. Veamos su historia:

13 Aquel mismo día dos de los discípulos iban a una aldea llamada Emaús, que estaba como a once kilómetros de Jerusalén. 14 Conversaban entre sí acerca de todas estas cosas que habían acontecido. 15 Y mientras conversaban y discutían, Jesús mismo se acercó y caminaba con ellos. 16 Pero sus ojos estaban velados para que no Lo reconocieran.

17 Y El les dijo: “¿Qué discusiones (palabras) son estas que tienen entre ustedes mientras van andando?” Y ellos se detuvieron, con semblante triste. 18 Uno de ellos, llamado Cleofas, Le dijo: “¿Eres Tú el único visitante en Jerusalén que no sabe las cosas que en ella han acontecido en estos días?”

Lucas 24:13-18

El mismo domingo de resurrección mientras que las mujeres que habían sido testigos de una tumba vacía y que ahora mismo estaban dando el mensaje de los ángeles a los discípulos, Jesús mismo esta en una misión. Va en búsqueda de dos discípulos que se alejaban de Jerusalén. Esto es de las cosas que me encantan de Jesús, sale a buscar a los que sabe que lo necesitan para renovar o fortalecer su fe. Esto me recuerda a un escena que el evangelio de Juan relata de un hombre ciego sanado por Jesús  y como después de tan impresionante milagro comienza a ser cuestionado por los líderes religiosos, tachándolo de mentiroso y menospreciando su testimonio, a pesar de que nadie podía negar que este hombre había estado ciego por muchos años. Ni los padres de este hombre lo pudieron defender por miedo a que los corrieran de la sinagoga.

Juan nos deja una clara imagen de que Jesús o fue en búsqueda de este hombre al saber que lo habían echado de la sinagoga:

Jesús se enteró de que habían expulsado a aquel hombre, y al encontrarlo le preguntó:  —¿Crees en el Hijo del hombre?

Juan 9:35

Así que vemos como Jesús busco y encontré al hombre para terminar su obra que era salvarlo y no solo sanarlo.

Ahora Cristo había resucitado y sabe que dos discípulos suyos necesitan ayuda. Tal vez esta huyendo de la ciudad por miedo a lo que había pasado días antes, los apóstoles estaban escondidos así que ¿para que seguir en Jerusalén?

¿Quién eran estas personas? La Biblia nos da solo un nombre: Cleofas, el hombre que no reconocido que Jesús caminaba a su lado y hasta le pregunto a Jesús:  ¿Eres Tú el único visitante en Jerusalén que no sabe las cosas que en ella han acontecido en estos días?”

¿Quién es el? El evangelio de Juan nos ofrece una gran pista:

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la esposa de Cleofas, y María Magdalena.

Juan 19:25

No hay claridad para afirmar que este mismo Cleofas, esposo de una de la mujeres llamada María que además estuvo en la crucifixión, fuera el mismo que tiene este encuentro con el Maestro. Pero de ser así también seria probable que la otra persona que va junto a él en aquel camino fuera su esposa. La Biblia no lo dice, ni lo niega, solo es probable. Si esto es así, que maravillosa imagen tenemos enfrente de nosotros, Jesucristo mismo se da el tiempo, aun antes de ver a los mismos apóstoles para pasar tiempo con esta pareja para resucitar su fe. Es obvio que no eran del grupo de los doce, por que tenemos el nombre de Cleofas y ademas los versos anteriores nos dejan claro que aquel grupo estaba escondido lleno de miedo.

Esto me conmueve, no tengo que ser un gran líder ni persona con reconocimientos para que Jesus le importe mi vida y la tuya.

Al leer todo el capitulo 24 de Lucas nos podemos dar cuenta que Jesús esta rescatando la fe de estos dos discípulos, sean quien ellos sean. Pero ¿cómo logro Jesús ayudarlos? ¿qué hizo para hacerlos RESURGIR? Como pastor me preocupa saber cómo hablar con alguien que esta teniendo un tiempo difícil en su vida y cómo eso afecta su fe. Aprender lo que hizo Jesús no solo levantarnos si no dotarnos de las herramientas necesarias para ayudar a otros. Aprendamos a tener conversaciones que resucitan.

Veamos paso a paso la conversación que nuestro Maestro tuvo con estas personas:

  1. Camino con ellos. Es importante notar que es Jesús el que se acerca y no manda un angel a ordenarles que se detengan y que se arrepientan de estar huyendo y dudando. Eso necesitamos todo en nuestras vidas, alguien que quiera caminar con nosotros, que nos entienda, que se interese por nuestra vida y no solo nos diga que hacer.
  2. Hizo preguntas. Jesús indago de muchas maneras en las vidas, sentimientos y pensamientos de Cleofas y su acompañante.

    17 ¿Qué vienen discutiendo por el camino? —les preguntó. Se detuvieron, cabizbajos; 18 y uno de ellos, llamado Cleofas, le dijo: —¿Eres tú el único peregrino en Jerusalén que no se ha enterado de todo lo que ha pasado recientemente? 19 ¿Qué es lo que ha pasado? —les preguntó.

    (Lucas  24:17-19 NVI) 

    Aprender a indagar, hacer preguntas relevantes y saber escuchar es uno de los artes de la comunicación mas necesarios si queremos aprender a conectarnos con los demás de formas mas profundas y que nos dan la oportunidad de ser de verdadera ayuda. Como coach de vida esta fue una de las primeras cosas que aprendi. Hacer preguntas no para extraer información sino preguntas que lleven a la reflexión, y ayuden a la persona a ver cosas que tal vez no puede ver por si solo. Con estas preguntas se Jesus se dio cuenta no solo del estado emocional que tenían estos dos caminantes: cabizbajos, tristes. Si no también se dio cuenta del nivel de sus creencias cuando respondieron: 19—Lo de Jesús de Nazaret. Era un profeta, poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo. 20 Los jefes de los sacerdotes y nuestros gobernantes lo entregaron para ser condenado a muerte, y lo crucificaron; 

Aquí podemos ver como también una simple pregunta saco a la luz lo que ellos pensaban que era Jesús: un profeta, pero no el mesías.

Por un mesías vale la pena morir, por un profeta no tanto, así que mejor salgamos de la ciudad; tal vez pensaron.

También las preguntas revelaron algo más:

21 Pero nosotros esperábamos que Él era el que iba a redimir a Israel. Pero además de todo esto, este es el tercer día desde que estas cosas acontecieron. 22 Y también algunas mujeres de entre nosotros nos asombraron; pues cuando fueron de madrugada al sepulcro, 23 y al no hallar su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto una aparición de ángeles que decían que El vivía. 24 Algunos de los que estaban con nosotros fueron al sepulcro, y lo hallaron tal como también las mujeres habían dicho; pero a El no le vieron.

Lucas 24:21-24

¿Te fijas como dijeron: Nosotros esperábamos?  La pregunta de Jesus también revelo las expectativas que ellos tenían. Expectativas que no fueron satisfechas. De muchas maneras esta es una de las cosas que considero mas dañan nuestro ser: las expectativas.

  • Dios no me da lo que quiero.
  • Yo esperaba mas de aquella persona o iglesia.
  • Creí que el matrimonio seria una mejor experiencia.
  • Nunca pensé que tener hijos seria tan difícil.
  • Para que leo mi biblia, oro o voy a la iglesia si me cuenta tanto trabajo cambiar.

AL final de tantas expectativas frustradas estamos nosotros tratando de huir de aquello que creemos que nos lastimo. Pero la realidad nunca podremos huir de nosotros mismo y debemos abrir lo ojos a que estamos llenos de expectativas que en lugar de ayudarnos nos encadenas a ideas a veces irreales.

Jesus hace preguntas para saber que emociones había en sus corazones y que ideas en sus mentes.

¿Haces eso cuando quieres ayudar a alguien? ¿Te preocupas por caminar y  conocer a la otra persona mucho antes de atreverte a dar alguna solución? El mundo da preeminencia a los que hablan, a los que dan soluciones y tienen voz propia. Pero necesitamos abrir los ojos que el mundo también esta llenos de aquellos que no sabemos decir lo que pensamos, aquello que tenemos miedo de expresar lo que deberás sentimos o pensamos. Tal vez por que desde niños nos enseñaron a callar y que había cosas que no se decían.

Como sea, es una enorme necesidad aprender a tener conversaciones que transformen nuestra vida no solo que la dirijan. Necesitamos más personas capacitadas para escuchar y conectarse con los demás en niveles que permita a la otra persona sentirse en confianza de hablar cualquier cosa sin miedo a ser juzgada.

Necesitamos iglesias libres de culpa, urgen familias que enseñan a sus hijos a hablar y a escuchar. Se necesitan centros de trabajo que den voz aquellos que no la tienen, ya que esto podría generar mayor compromiso y confianza al mismo tiempo.

No faltes mañana para la segunda parte de este tema titulado: Conversación que resucita.

Aprovecha a orar esta mañana para pedirle a Dios que te de un corazón dispuesto a caminar con las personas que deseamos ayudar y oídos deseosos de escuchar al próximo de verdad y la sabiduría para aprender a hacer preguntas que generen cambios a través de la reflexión.

Bendiciones.

 

 

 

 

RESURGIR | Día 6 | Cuando lo sagrado no es suficiente

Dia 6

11 Mientras las mujeres estaban en camino, algunos de los guardias entraron en la ciudad y les contaron a los principales sacerdotes lo que había sucedido. 12 Se convocó a una reunión con los ancianos, y decidieron dar a los soldados un gran soborno. 13 Les dijeron: «Ustedes deben decir: “Los discípulos de Jesús vinieron durante la noche, mientras dormíamos, y robaron el cuerpo”. 14 Si llega a oídos del gobernador, nosotros los respaldaremos, así no se meterán en problemas». 15 Entonces los guardias aceptaron el soborno y dijeron lo que les habían ordenado. Su historia corrió por todas partes entre los judíos y la siguen contando hasta el día de hoy.

Mateo 28:11-15

Existen muchas historias de como el soborno tiene resultados negativos en la vida de las personas y en la historia de la humanidad. Muchos países son afectados por la corrupción rampante en cada sector del gobierno; policías, políticos, líderes religiosos venden al mejor postor sus convicciones personales a causa de obtener un beneficio en este mundo. Pero no estoy hablando de alguno de nuestros países, me estoy refiriendo a un momento hace 2000 años (como ven no hay nada nuevo bajo el sol). El evangelio de Mateo nos ofrece un relato que va mas allá de mi comprensión. Veamos porque.

Aquí podemos ver a los mismos soldados que fueron los primeros testigos oculares del milagro de la resurrección. Tal vez no hablaron con Jesús, como lo hizo María en aquel lugar pero si vieron al angel, si sintieron el terremoto y vieron la piedra que bloqueaba la entrada del sepulcro moverse.

Estos mismo hombres que tuvieron esta sagrada oportunidad de haber visto lo imposible suceder ahora están siendo presionados por los principales líderes religiosos. Recordemos que los Fariseos y los jefes de los sacerdotes buscaron a Pilato para que le pusiera una guardia especial que protegiera la tumba donde el cuerpo de Cristo se encontraba por que ellos estaban seguros que los discípulos de aquel maestro tratarían de robar el cuerpo y así asegurar a todos sus seguidores que Jesús había resucitado.

Así que, cuando ocurrió lo inesperado, el plan ya estaba hecho, la historia se escribiría de la siguiente manera: 13 Les dijeron: «Ustedes deben decir: “Los discípulos de Jesús vinieron durante la noche, mientras dormíamos, y robaron el cuerpo”. Solo acepten este dinero, apéguense a lo que les decimos y nosotros los apoyaremos. 

Si lo pensamos bien por un momento veremos lo inverosímil, ridícula e infantil que es esta historia que los guardias tenían que contar.  En primer lugar estos guardias serian soldados entrenados. ¿Realmente un grupo de pescadores, mujeres y algunos otros hubieran podido vencer a los guardias, abrir la tumba y sacar el cuerpo?

¿Que iban a decir después? Es que nos quedamos dormidos, ¿Pero como? ¿En un hotel lejos del lugar? !No, estábamos cuidando la tumba! Oh, ¿entonces traían los audífonos puestos por que no escucharon como varias personas movían un piedra de cerca de dos toneladas? Por otro lado no olvidemos que los discípulos se encontraban escondidos y llenos de miedo.

Además, ¿como niegas un milagro de este tipo por algo tan vano como el dinero?

Este es tal vez el secreto del por que muchas veces nuestro estado espiritual es deplorable. Estamos tan desconectados, tan adormecidos ante los sagrado que preferimos negarlo, esconderlo ó ignorarlo con tal de aceptar un poco de aceptación y beneficios materiales.

Estos hombres pasaron de de haber podido hacer historia por su fe en el Cristo resucitado a convertirse solo en sombras ridiculizadas por haber elegido mentir por la presión de sus líderes y de esta manera negar el evento mas importante de todos los tiempos.

¿Estas enfrentando presión últimamente? ¿Tienes un precio en el cual podrías vender tu fe y tus convicciones?

Si la respuesta es si, es casi seguro que entonces esa fe ó esas convicciones que dices tener no te satisfacen. Es por eso que no hay problema en cambiarlas por algo mas atractivo.

En mi caminar como cristiano y como ser humano me he dado cuenta que la mayoría de nosotros no estamos realmente en una búsqueda de lo sagrado. Si no más bien buscamos refugios. Algunas veces eso significa buscar un grupo de personas que nos ofrezcan algo de aceptación y nos den un poco de amor que no recibimos en nuestros hogares. Otros buscamos poder, por que aprendimos que las personas que tienen autoridad son escuchadas, obedecidas y respetadas. Y como estamos tan hambrientos de algo de respeto entonces buscamos los títulos de líderes, gerentes, jefes, pastores o cualquier otro en nuestras congregaciones ú organizaciones.

Esto sucede cuando vivimos desconectados de quienes somos, de lo que sentimos y de lo que necesitamos realmente. Adormecidos por el dolor de experiencias pasadas, huimos de cualquier situación donde percibimos que podemos ser juzgados, excluidos o castigados. Y es ahí, en esa inconsciencia emocional y espiritual en la que preferimos cambiar lo sagrado por una cuantas monedas.

Estos dos hombres pudieron ser los evangelistas mas prolíficos de la historia si se hubieran quedado a adorar al que resucito. Pero no fue así, el miedo los desmayo y después la presión humana les compro su boca y corazones.

En conclusión: Ningún milagro será suficiente para maravillarte y conectarte con tu creador si no aprendemos primero a valorar lo sagrado, lo imposible, lo que no se puede ver con los ojos.

En una ocasión Jesús se encontraba hablando con una mujer samaritana en la que Él le revelaba a ella que:  —Cualquiera que beba de esta agua pronto volverá a tener sed,14 pero todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás. Esa agua se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida eterna.  (Juan 4:13-14 NTV)

¿No es esto lo que todos nosotros estamos buscando? Refrescar nuestra alma, no volver a seguir bebiendo de fuentes que al final del día no nos satisfacen realmente y terminamos mas sedientos que antes. Dinero, sexo, poder, novios, posiciones, títulos, reconocimientos, nada ni nadie puede satisfacer nuestro interior como el Señor lo puede hacer; pero seguimos aferrados en creer lo contrario.

Necesitamos una fuente como la que ofrece Jesucristo, una que viva en nuestro interior y brote constantemente. Esto seria como tener un auto que tuviera un motor que generara su propia energía y que no tuviera la necesidad de poner gasolina ni electricidad. ¿Cómo seria eso? Sería genial ¿no?

11 El Espíritu de Dios, quien levantó a Jesús de los muertos, vive en ustedes; y así como Dios levantó a Cristo Jesús de los muertos, él dará vida a sus cuerpos mortales mediante el mismo Espíritu, quien vive en ustedes.

Romanos 8:11

Así dejaríamos de ir a la iglesia solo para recargarnos unas horas para después estar sedientos y vacíos durante la semana. Si tuviéramos esa fuente interna ya no dependeríamos de personas que nos animen ni que nos digan que hacer, por que en nosotros viviría la presencia más poderosa de todas. La que resucito al mismo Jesús.

Jesús continua hablando con la mujer y le declara:

23 Pero se acerca el tiempo —de hecho, ya ha llegado— cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. El Padre busca personas que lo adoren de esa manera. 24 Pues Dios es Espíritu, por eso todos los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad.

Juan 4:23-24  (NTV)

Solo los verdaderos adoradores que comprenden que a Dios solo puedes adorarlo en espíritu y verdad podrán disfrutar de esta fuente inagotable. Una fuente que no se puede vender por nada del mundo.

¿Te imaginas los centros de trabajo llenos de gente auto motivada para ir a trabajar, llenos de vida y deseos de progresar? ¿Puedes imaginar las iglesias colmadas de personas que no buscan llenar sus vacíos mas profundos con un poco de aceptación o búsqueda de reconocimiento sino mas bien personas que ya llegan llenas desde sus hogares y solo se congregan para dar, servir y amar a su próximo? ¿Cómo sería eso?

Bueno, esa decisión esta en tus manos, tu puedes comenzar por apreciar y buscar los sagrado, la adoración en espíritu y verdad, aquella que no se puede comprar ni vender.

Te invito a que hoy puedas tener un tiempo para reflexionar y escribir que vacíos o necesidades personales haz tratado de llenar con ser un miembro de una iglesia, pero que al final solo terminas más y más sediento.

Ofrece en oración esa lista a Dios y reconoce que solo Él puede llenarte y satisfacerte. Solo así y aprendiendo a ser mas conscientes cada día, pararemos de dejarnos llevar por la presión, los problemas  o cualquier soborno en nuestras vidas.

Bendiciones.