Día 5. Los amigos saben escucharse

Escucharse

 

Saber escuchar es el fundamento y sustento de toda relación efectiva. Para que exista amistad, necesita existir conectividad a un nivel profundo y real. La escucha es algo activo y no pasivo como muchos creen que con solo sentarse y oír algo entonces piensan que ya están escuchando. Escuchar de verdad implica tener todos los sentidos puestos en la otra persona.

La escucha valida el hablar. Solo cuando podemos responder de forma real y concreta a las necesidades, dudas o intereses de la personas que hablan con nosotros es cuando podemos decir que realmente la escuchamos.

Cuando escuchamos de verdad no solo escuchamos sonidos, sino que escuchamos las inquietudes y aun las cosas que no se alcanzan a decir con palabras.

Una de las cosas que más trato con las personas que me buscan como coach de vida es ayudarles a desarrollar una escucha efectiva y entonces lo primero a lo que debemos poner a tención es a las tres claves para tener una excelente escucha:

  1. Dejar lo que estoy haciendo.
  2. Bajar el volumen a mi conversación privada.
  3. Sincronizar mi conversación privada con lo que esta  diciendo la persona.

Lo que más me sorprende es que exactamente esto es lo que nuestro Dios hace con nosotros y sobre todo con aquellos que son sus amigos. La relación de Dios y Abraham sigue siendo de inspiración para mi al seguir entendiendo como mi relación con Él puede llegar a ser.

22…pero Abraham se quedó de pie frente al Señor. 23 Entonces se acercó al Señor y le dijo:

—¿De veras vas a exterminar al justo junto con el malvado? 24 Quizá haya cincuenta justos en la ciudad. ¿Exterminarás a todos, y no perdonarás a ese lugar por amor a los cincuenta justos que allí hay? 25 ¡Lejos de ti el hacer tal cosa! ¿Matar al justo junto con el malvado, y que ambos sean tratados de la misma manera? ¡Jamás hagas tal cosa! Tú, que eres el Juez de toda la tierra, ¿no harás justicia?”

Génesis 18:22-25

 

En esta parte la palabra de Dios esta relatando el momento donde Dios esta apunto de castigar a las ciudades de Sodoma y Gomorra por la gran cantidad de pecado en ellas. Como vivimos en el pasado post Dios decide confiarle a su amigos Abraham su plan y ahora podemos ver como Abraham no pierde el tiempo para expresarle una petición.

Es muy común aprender a someternos a lo que llamamos: los planes de Dios. Es fácil para muchos solo decir: “Que se haga lo que Dios quiera”. Aun que en lo profundo realmente no estemos de acuerdo. Y después tenemos a personas enojadas y frustradas por que se hizo “la voluntad de Dios”.

Un amigo de Dios no es así. Un amigo de Dios siente la completa libertad de “pararse frente al Señor” y cuestionar sus planes.

¿Cuántas veces realmente entendemos los planes de Dios? ¿Cuántas veces estamos en serio convencidos de que Sus ideas son las mejores? O ¿cuántas veces soólo es el conformismo y la indiferencia la que dirigen nuestro actuar?

Abraham cuestiono a Dios por sus planes de destruir aquellas ciudades, sin duda por que su sobrino Lot vivía allí.

Pero es aquí donde la amistad de Dios con Abraham es la que mas brilla y sobre todo cuando nos enfocamos en la manera que Dios estuvo dispuesto a escuchar a su amigo Abraham.

Veamos algunos detalles de la platica:

—¿De veras vas a exterminar al justo junto con el malvado?

  • ¿Cómo interpretarías esta parte? ¿No suena como “Dios tu plan suena injusto y mal planeado”?

24 Quizá haya cincuenta justos en la ciudad. ¿Exterminarás a todos, y no perdonarás a ese lugar por amor a los cincuenta justos que allí hay?

  • Esto era como si Abraham dijera: Oye Dios, y que tal si no buscaste bien en la ciudad y terminas destruyendo gente buena con la mala. ¿En serio Abraham? Dios el creador del universo, el que todo lo ve y todo lo sabe no se habrá dado cuenta mucho antes de ese “pequeño detalle”.

Al final Abraham usa todas nuestras tácticas para convencer a alguien: aludir a su orgullo personal y hacerle ver que su plan puede afectar su reputación:  ¡Lejos de ti el hacer tal cosa! ¿Matar al justo junto con el malvado, y que ambos sean tratados de la misma manera? ¡Jamás hagas tal cosa! Tú, que eres el Juez de toda la tierra, ¿no harás justicia?”

  • Por otro lado ¿Cuándo Abraham le pidió a Dios salvar a Lot?  Nunca pidió lo que tal vez realmente quería pedir. De esta manera vemos como Abraham trata de “negociar” con Dios por la salvación de aquellos pueblos.

Enseñanza vital de hoy:

Esta conversación entre dos amigos nos muestra algunas verdades deslumbrantes con respecto de cómo es Dios con sus amigos:

1.- Un amigo no tiene miedo de cuestionar las ideas o planes de sus amigos.

2.- Un amigo no descartara los pensamientos y dudas de sus amigos como algo sin valor.

3.- Un amigo escucha las peticiones mas profundas de sus amigos aun cuando ellos ni siquiera las hallan dicho. Al final Dios mismo envía ángeles para salvar a Lot y a su familia ya que eso era la preocupación mas importante de Abraham, aunque él nunca la expreso con claridad.

Un amigo cumple con las tres claves para tener una excelente escucha:

  1. Dejar lo que estoy haciendo. Dios dejo todo de hacer cualquier otra cosa en el universo para poder prestarle atención a su amigo Abraham. Nada era mas importante en ese momento que estar con él y prestarle atención a sus palabras aunque ellas no fueran: “Hágase tu voluntad”.
  2. Bajar el volumen a mi conversación privada. Dios no actuó como muchos de nosotros lo hacemos cuando aparentemente escuchamos a alguien. Muchos de nosotros ya tenemos la respuesta lista a lo que otra persona nos dice aun mucho antes de que la otra persona termine de hablar. Dios no actuó así. El Señor pudo simplemente haber echo sentir su autoridad e incuestionable sabiduría a Abraham, pero no lo hizo. Eso no se lo haces a un amigo. A un amigo lo que escuchas ¿y sabes que más? ¡Quieres escucharlo!
  3. Sincronizar mi conversación privada con lo que esta  diciendo la persona. Es sorprendente ver como la escritura nos deja ver que Dios estaba 100% conectado con Abraham en esta platica.

Tip´s prácticos:

  • Busca un momento para ir con Dios he intenta ser completamente abierto con respecto a tus dudas, miedos y quejas. Dios sabe escuchar.
  • Estudia la vida de Abraham para mirar de cerca porque él llego a ganar el titulo de amigo de Dios. Recuerda que la amistad va en dos vías. Aunque en esta serie queremos descubrir mas de las cualidades de Dios como amigo, no debemos dejar de darnos cuenta que hombres como Abraham también tuvieron la capacidad de escuchar la voz de Dios y actuar como verdaderos amigos de Él.

Un comentario en “Día 5. Los amigos saben escucharse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s