Líderes inseguros

Inseguridad

Los líderes inseguros piensan que todo tiene que ver con ellos, toda observación o critica lo toman de forma personal, y como resultado, toda acción, toda información, toda decisión debe pasar por su filtro geocéntrico. En una organización, la seguridad fluye hacia abajo. Cuando los líderes son inseguros, con frecuencia proyectan esa inseguridad a las personas bajo su mando. Sino se rompe esa cadena de inseguridad, las personas que están bajo nuestro cuidado sufrirán y sin notarlo harán sufrir a otros que llegaran a la iglesia u organización.

Primero que nada quiero decir que aprecio muchísimo a aquellos que han decidido ver en el liderazgo cristiano un trabajo de servicio y hacerlo suyo aunque eso signifique sacrificios, privaciones o sufrimiento. Aquellos que hacen bien su trabajo son merecedores de aprecio y gratitud como el apóstol Pablo lo declara. Aunque en realidad Jesús mismo dijo que aunque nunca nos muestren aprecio es nuestra responsabilidad hacer lo que hacemos.

Actualmente vivo uno de los momentos más emocionantes de mi cristianismo y de mi trabajo como ministro. Servir en la Iglesia de Cristo de Boston es una de las cosas que cada mañana le agradezco a Dios. Ver el ejemplo de amor, dedicación, compañerismo, respeto y trabajo en equipo ha sido completamente revelador. Tengo compañeros en el liderazgo que generan ambientes que lo que logran es desarrollar a las personas. Lideres que escuchan aun cuando las personas no estén de acuerdo con sus ideas y son seguros de su llamado y de su relación con Dios, dando como resultado un lugar ideal para que el espíritu de Dios trabaje en cada uno. No somos una iglesia perfecta pero hay un esfuerzo real de buscar relaciones cada vez mas inspirantes, sanas y constructivas.

El presente articulo recopila enseñanzas y experiencias de mi camino como líder-siervo y de muchas, muchas platicas actuales con personas preocupadas y deseosas de ver madurar sus iglesias y organizaciones. Es mi oración que las siguientes líneas a unos nos hagan despertar, a otros agradecer y a otros arrepentirse.

El hombre o la mujer que decide servir en esta posición de liderazgo dentro del cuerpo de Cristo siempre enfrentara muchísimos retos, desde humanos hasta espirituales. Pero hay algo que a mi juicio si lo podemos reconocer a tiempo para eliminarlo de nuestras vidas, podremos ser mejores siervos, tendremos menos problemas con las personas a nuestro alrededor y mucho menos estrés del que llegamos a vivir. Ese problema se llama: INSEGURIDAD.

Características:

Gran parte de la inseguridad experimentamos muchos de nosotros se basa en mitos o “creencias limitante” como le llamo yo.

Por ejemplo: El mito del poder. De mantener el poder. Doy un ejemplo para explicar lo siguiente: Mientras más alto asciende una persona, mayor es la posibilidad de una estrepitosa caída, porque en esa posición tiene mucho que perder. Cuando Bernard Madoff fue sentenciado a ciento cincuenta años de prisión por operar la confabulación llamada Ponzi, con un valor de sesenta y cinco mil millones de dólares, él culpó en público a su propio orgullo. En algún momento del pasado, se había enfrentado a un año en el cual habría debido reportar unas pérdidas significativas, pero no pudo «admitir sus fallos como administrador del dinero». No podía aceptar la pérdida de poder y de reputación que una admisión así traería consigo.

Una vez que comenzó a esconder sus debilidades por medio de la estratagema de Ponzi, entonces «ya no podía admitir su error de juicio mientras iba creciendo la operación», pensando siempre que él podría «salir de aquella situación». En ese caso, el poder nace del temor, y a su vez da a luz a más temor.

1.- Hipocresía: Este pecado esta ligado con una actuación insegura de parte del líder. Es muy revelador ver a uno de los pilares de la fe caer redondito en esta actitud. El apóstol Pablo lo relata de esta manera: 11Pues bien, cuando Pedro fue a Antioquía, le eché en cara su comportamiento condenable. 12 Antes que llegaran algunos de parte de Jacobo, Pedro solía comer con los gentiles. Pero cuando aquéllos llegaron, comenzó a retraerse y a separarse de los gentiles por temor a los partidarios de la circuncisión.13 Entonces los demás judíos se unieron a Pedro en su hipocresía, y hasta el mismo Bernabé se dejó arrastrar por esa conducta hipócrita. 14 Cuando vi que no actuaban rectamente, como corresponde a la integridad del evangelio, le dije a Pedro delante de todos: «Si tú, que eres judío, vives como si no lo fueras, ¿por qué obligas a los gentiles a practicar el judaísmo? (Gálatas 2:11-14 NVI)

El gran apóstol Pedro fue hipócrita en una reunión de la iglesia por el miedo de lo que otro grupo de hermanos pensaría de él. Quiso agradar a las personas y desagrado a Dios. Que alegría saber que estaba Pablo ahí para ayudar a su compañero de fe. Que alegría que la biblia no esconde estos relatos. Cuando preferimos esconder nuestras fallas y aparentar que no pasa nada solo se fortalece la inseguridad dentro de nosotros y no permitimos que el cambio y el arrepentimiento lleguen a nuestra vida y liderazgo.

2.- Codependencia: La codependencia se ha definido como «la tendencia que tiene una persona insegura de sí misma a cubrir su inseguridad tratando de agradar a otras personas para ser aprobado o amado». Como vimos en el ultimo ejemplo, un líder fuerte, espiritual y lleno del espíritu santo puede caer en actuar de forma insegura. Pero si el líder no esta alerta de esta característica en su vida puede llegar a volverse co-dependiente.

El líder o pastor co-dependiente siente la necesidad de ser aprobado por otros, y se sacrifica al negarse en sus necesidades básicas a fin de que otras personas puedan aceptar su persona y su ministerio. La negación de uno mismo es un elemento necesario en el trabajo pastoral. La Biblia nos llama a ser siervos si queremos ser líderes. Jesús se negó a todo lo que Él era y se hizo siervo. Los líderes de la iglesia del Nuevo Testamento son un ejemplo de negación de uno mismo por la causa del Reino de Dios. Sin embargo, hay una diferencia entre una saludable negación de uno mismo y una que es co-dependiente. La negación a nosotros mismos descrita en la Biblia es por causa del Reino de Dios, mientras que la negación de nosotros a causa de una conducta co-dependiente es motivada por necesidades enfermizas: al no sentirnos amados, aceptados o aprobados luchamos para que otros llenen en nosotros este vacío.

Jesús dejo muy claro que nuestra alegría no puede depender de nuestros ministerios, ni resultados, ni nuestra posición. La biblia lo muestra de esta manera:

17 Cuando los setenta y dos regresaron, dijeron contentos:

—Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.

18 —Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo —respondió él—. 19 Sí, les he dado autoridad a ustedes para pisotear serpientes y escorpiones y vencer todo el poder del enemigo; nada les podrá hacer daño. 20 Sin embargo, no se alegren de que puedan someter a los espíritus, sino alégrense de que sus nombres están escritos en el cielo.  (Lucas 10:17-20 NVI)

Recuerda que el ministerio no fue diseñado para ser nuestra alegría ni nuestra identidad, sino para que Dios pueda obrar y glorificarse a Él mismo, no al líder.

Si quieres leer mas este punto recomiendo el siguiente link: Pastores co-dependientes.

3.- Dureza en el trato a los demás.  Los lideres inseguros pueden volverse controladores y legalistas. Eso hace que su trato con sus semejantes sea insensible y muchas veces hiriente. Muchos en el nombre de Dios humillan, ridiculizan y lastiman de formas profundas a sus propios hermanos. Una de las raíces de la inseguridad es el miedo: el miedo a no ser suficientemente bueno, a perder la posición, a no ser respetado, a fracasar, etc. Ese miedo puede volvernos ciegos a las necesidades de otros y en lugar de verdaderamente servir y ayudar terminamos controlando, manipulando y tratando a las personas como objetos de nuestra propiedad. O pregúntate algo por un momento ¿qué cosas son las que tratas con mas delicadeza, cuidado y respeto? ¿No son las cosas que no son tuyas o que si so tuyas son muy caras y de mucho valor? ¿Qué cosas son las que es mas fácil descuidar, maltratar o desechar? Una respuesta honesta a estas preguntas puede ayudarnos a discernir si estoy cayendo en ser inseguro.

HiRes-227x300

4.- Culpar a los demás. Un rasgo común de la inseguridad es no poseer la capacidad de aceptar nuestros errores y pecados. Al ser la apariencia la base de esta actitud esto complica poder tener la humildad de reconocer las fallas y en lugar de eso sentimos la enorme necesidad de señalar las fallas o las incompetencias de los demás. De una u otra manera necesitamos auto-justificarnos. Culpar a los demás ayuda a fortalecer la visión distorsionada de la realidad y a profundizar la inseguridad.

Consecuencias de un liderazgo inseguro:

1.- Falta de fe en los demás. Esta característica daña directamente la familia de Dios. Un líder inseguro no levanta ni permite que otros sobresalgan. Si tu eres un líder pregúntate ¿Las personas que están a tu cuidado están levantándose a tomar responsabilidades? ó ¿Los lideres solo son reciclaje (los mismos de siempre)? ¿Los jóvenes están apasionados por crear nuevos ministerios, ser ministros, ser misioneros? Una frase muy común en este tipo de liderazgo es: “Es que las personas no están preparadas”.

2.- Desperdicio del talento. Como resultado de la falta de fe en los demás, el líder tiene que hacerlo todo él haciendo que las personas a su alrededor no logren desarrollar todo su potencial. Las reuniones con los equipos de trabajo es para comunicar sus decisiones, y no para tomar en cuenta. Dios ha dotado a su pueblo de múltiples talentos y dones que año con año se pierden y se desperdician por culpa de este pecado.

3.- Falta de motivación. Si una persona no es tomada en cuenta, cuando trata de expresar sus sueños, metas, o quejas solo es hecha a un lado. Si no ve que creen en el o ella. Mi pregunta es: ¿Realmente crees que esa persona estará motivada para servir, dar o sacrificar por tu causa?

¿Qué hacer si mi líder es inseguro?

1.- Construye puentes. Es mas fácil destruir que construir. Trata de conocer a la persona que esta detrás del cargo. Y en el proceso muestra tu interés en que las cosas marchen mucho mejor dentro de la organización.

2.- Desarrolla una relación firme con tu líder. Es mayor el numero de personas que se alejan de las iglesias por relaciones rotas y mal trato por parte de algún líder que por doctrinas o ideologías diferentes.

3.- Identifique y aprecie las fortalezas de tu líder. Cuando nos sentimos mal con alguien es difícil hacer esto, pero ayudar a reforzar lo que existe de bueno ayudara en la mayoría de los casos a abrir un camino para trabajar con lo negativo.

4.- Exponga de manera honesta, clara y amorosa las áreas en que su líder puede mejorar. No olvides que cuando tu hablas mal de una persona en lugar de decirle cara a cara lo que sientes y piensas solo refuerzas el sentimiento de inseguridad y las barreras que dividen y generan orgullo se harán mas fuertes.

5.- Armen un plan de acción para mejorar. Cuando queremos ayudar a una persona en algún área no ayuda mucho si solo hablamos de lo mal que nos sentimos. También es necesario pedir acciones especificas que demostrarían arrepentimiento y el cambio esperado. El pueblo de Dios en algunos lugares necesita aprender a pedir lo que necesita de sus lideres y dejar de conformarse con la falsa idea de que “Dios lo puso y ya ni modo”. Al final todos somos hijos de Dios, somos hermanos y todos podemos mejorar si sabemos como hacerlo.

Jesús dio todo lo que tenía por su iglesia. Démosle la alegría de cuidarla como Él mismo lo haría.

Bendiciones desde Boston.

11 comentarios en “Líderes inseguros

  1. Esta bueno el post. Si creo que la inseguridad es otro reflejo mas de la falta de amor hacia alguien, pues dice la Biblia que donde hay amor no hay miedo. Y si es cierto la inseguridad muestra que el centro esta siendo puesto en nosotros mismos mas que en la palabra de Dios. Creo que para guiar a otros en cualquier nivel, asi sea un esposo a su esposa, su seguridad no vendra de su posiscion o de sus meritos pasados, vendra de la palabra de Dios. Estoy seguro que lo que digo y hago esta bien porque Dios lo ha mostrado asi en su palabra, claro, no usar la parte que nos conviene y no ver el todo, pues nuestra vida tiene que ser coherente en todas las areas. En realidad en nuestro propio pensamiento no hay seguridad, la unica seguridad viene de la mente de Dios, por eso uno iglesia desnutrida del conocimiento de la Palabra de Dios es una iglesia insgura, asi como los miembros son inseguros y se dejan llevar por estructuras humanas en lugar de temer mas y obedecer primero a Dios en lugar de a lo ” establecido” por algunos hombres sin ni siquiera consultar la biblia.

    1. Gracias Linney por pasar a comentar. Es mi oración que todos aquellos que servimos en posiciones de liderazgo seamos más facilitadores de la enseñanza en lugar de jefes inseguros de perder su autoridad o poder.

      Recibe un gran abrazo.

  2. Hola alberto, saludos a ti y tu familia desde la iglesia de Queretaro, actualmente estoy dirigiendo un grupo de solteras acá, me interesó mucho el devocional, me podrias porfavor ayudar compartiendome preguntas que puedo hacerle a mis hermanas sobre mi liderazgo para poder mejorar mi servicio a ellas y a Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s